Descargar PDF

A Coruña -Un joven fue condenado a un año de cárcel por golpear el capó de un taxi con su cinturón en la calle Pasadizo del Orzán el 18 de marzo de 2012 sobre las 05.20 horas. El procesado, según indica la sentencia, causó desperfectos en el coche tasados en 540 euros. Al lugar acudió una dotación de la Policía Local y, al percatarse el acusado, intentó darse a la fuga.

Los agentes lo interceptaron en la calle Vista. El sospechoso intentó morder a un funcionario en una mano y lo agarró del jersey. En ese momento llegaron otros policías y entre todos redujeron al condenado, que simuló estar tranquilo y se sometió a un cacheo. Sin embargo, cuando los policías lo examinaban, se revolvió contra uno de ellos e intentó propinarle un puñetazo.

El sentenciado, según el fallo judicial, padece un trastorno de personalidad de tipo mixto que, unido a su consumo habitual de cannabis y cocaína, así como a la ingesta esporádica de alcohol los fines de semana, afecta a sus facultades volitivas, pero sin anularlas. El procesado aseguró durante el juicio que esa noche estaba “muy drogado” y que está “seguro” de que no tuvo ningún incidente con el taxi ni con los agentes. “Es curioso que solo recuerde los sucesos a efectos exculpatorios”, destaca el juez.

Visita el artículo original.