Las principales plataformas digitales de ‘delivery’ unen sus fuerzas en un grupo de trabajo que sus iniciativas lleguen con más fuerza a los entes públicos. El objetivo es poder normalizar un negocio que deja de crecer, mientras se estigmatiza por la opinión pública

Uber, Deliveroo y Glovo crean un ‘lobby’ para defender su modelo laboral ante el Gobierno
Uber, Deliveroo y Glovo crean un ‘lobby’ para defender su modelo laboral ante el Gobierno Clara Rodríguez

ALBERTO SANZ

El negocio de las plataformas digitales de delivery no deja de crecer. Aunque la opinión pública siga poniendo en tela de juicio su modelo, sobre todo, en el trato que reciben sus repartidores. Un escenario que ha provocado que las principales empresas del sector abandonen su rivalidad en el mercado y decidan defender su negocio al unísono.

Uber Eats, Deliveroo, Glovo y Stuart ha formado un grupo de trabajo dentro de laAsociación Española de la Economía Digital(Adigital). Esta agrupación tiene como objetivo explica la situación de las plataformas digitales bajo demanda. Además, sus esfuerzos también se concentran en medir su impacto económico y social a través de estudios y actos públicos. 

El principal punto de trabajo son las relaciones de trabajo entre plataformas y los trabajadores autónomos. “Ante la falta de políticas públicas e iniciativas regulatorias concretas que permitan definir un marco claro, el grupo está promoviendo propuestas de regulación inspiradas por el modelo legislativo creado en Francia”, explican desde el sector. 

Caso francés

El proyecto de ley que hay en estos momentos en Francia quiere definir las responsabilidades de cada una de las partes y que las plataformas ofrezcan más protección a los mensajeros aunque sin tener que tengan que ser asalariados. Una forma de proteger su modelo, cargado siempre de polémica, y que ha llegado a los tribunales que han dictaminado en algunos casos que se trataba de falsos autónomos

El grupo está promoviendo propuestas de regulación inspiradas por el modelo legislativo creado en Francia”

Estas empresas buscan que exista un modelo que este a medio camino entre los autónomos y los contratos labores. Según detallan fuentes del sector, las representantes políticos saben que existe una necesidad de regulación de este servicio pero consideran que es ‘impopular’ hacerlo público.

Este grupo de trabajo lleva, aproximadamente, nueve meses en marcha. Una labor que cuenta con la colaboración de Adigital que lleva dos años realizado informes sobre trabajo y plataformas.

Tres millones de clientes

Las exigencias de UberDeliverooGlovo y Stuart se basan en la evolución del negocio en España. Según los datos de 2018 de Adigital, estas plataformas acumulan más de tres millones de clientes finales en sólo dos años. Esta cifra supone un crecimiento de casi tres veces desde 2016 con más de 19 millones de pedidos, 10 millones más que en 2016. Esto supone un crecimiento del 106%.

Por otro lado, el informe de Adigital analiza el impacto socioeconómico de las plataformas delivery en comercios y restaurantes. En 2018, los servicios delivery han generado más de 14.000 empleos y el impacto total en términos de aportación al PIB ha sido de 643 millones de euros; para 2020 se prevé que esta última supere los 2.000 millones de euros.

Finalmente, el estudio hace hincapié en la contribución de las plataformas digitales a la hora  de mitigar el problema de la economía sumergida: el 92% de los pedidos se realiza por medios electrónicos, lo que garantiza la trazabilidad de las transacciones y de los ingresos de los trabajadores.

Publicado por Vozpopuli.