En caso de que el resultado sea positivo, la infrección se considerará grave y puede ser sancionado con una multa de 500 euros

LAS PROVINCIAS

Las bicicletas son, además de un estupendo medio para hacer deporte, un vehículo, y como tal está sujeto a las normas de seguridad vial que afectan a los conductores de los mismos. Así, como poca gente sabe, los ciclistas están obligados como otros conductores a someterse al preceptivo test de alcoholemia y drogas.

Las tasas máximas de alcohol son las mismas que para el resto de conductores: 0,5 g/l de alcohol en sangre o 0,25 mg/l de alcohol en aire aspirado. En caso de que el resultado sea positivo, la infrección se considerará grave y puede ser sancionado con una multa de 500 euros. Eso sí, el conductor podrá optar a la reducción del 50% si no la recurre y la paga en los 20 días naturales siguientes a su notificación

Publicado por las Provincias.