Falla Cuba-Literato Azorín. /Irene Marsilla
Falla Cuba-Literato Azorín. / IRENE MARSILLA

La emergencia obliga a cancelar la fiesta y Puig fía a los distintos sectores poder retomarla | Ribó no acude a la reunión donde se decide la suspensión del programa fallero y se limita a hacer un «seguimiento»

ARTURO CHECA y FRANCISCO RICÓSValenciaMiércoles, 11 marzo 2020, 10:37140

Las Fallas se han suspendido. El Gobierno y la Generalitat acordaron la medida ayer por la tarde. También se cancelan por el coronavirus las fiestas de la Magdalena. El Ministerio de Sanidad trasladó «la conveniencia» de no celebrar ni las Fallas ni la Magdalena por el riesgo que implica la masificación y las aglomeraciones en la transmisión del coronavirus.

La entrevista a media tarde entre la consellera de Sanidad, Ana Barceló, con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, a través de videoconferencia hacía presagiar lo peor para el mundo fallero. El mismo tinte le daba el hecho de que el Gobierno prohibiera por la mañana, en el Consejo de Ministros, eventos en los que se preveía reunir a más de 1.000 personas en Madrid, Vitoria y La Rioja. Y que el Palau de la Generalitat desconvocara el acto que a las 18.30 horas iba a celebrarse sobre las Fallas y las Gayatas fue otro síntoma de que las fiestas josefinas de este año no se iban a celebrar.PUBLICIDAD

Suspendidas las fiestas de la Magdalena por el coronavirus

Suspendidas las fiestas de la Magdalena por el coronavirus

LAS PROVINCIAS / EP

Cerca de las 21 horas el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, reunió a la mesa interdepartamental de coordinación frente al coronavirus en el Palau. El encuentro se celebró tras la videoconferencia de la consellera Barceló con el ministro de Sanidad. Al mismo tiempo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecía para relatar sus medidas contra el coronavirus. «La decisión que se tome la adoptaremos de manera consensuada con el Gobierno de la Generalitat», aseguró el presidente del Gobierno respecto a las Fallas. Nada. Sánchez no dijo nada, quizá porque efectuar él el anuncio no le granjearía demasiadas simpatías en el mundo fallero.

La pelota se quedaba en el tejado de Ximo Puig. Serio, acompañado por buena parte de su Consell, comparecía pasadas las 22 horas. Puig aseguró que había hablado con el ministro de Sanidad y el presidente del Gobierno y había una instrucción clara de Sanidad: la conveniencia de no celebrar las Fallas y la Magdalena en las fechas previstas. «Apelamos a la comprensión de la ciudadania valenciana», afirmó el president, que adujo razones de índole de seguridad sanitaria para adoptar la decisión. A la reunión no acudió el alcalde Ribó, siendo sustituido por el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana. Fuentes municipales señalaron que el primer edil estaba haciendo seguimiento del tema tras suspender su agenda, en la que aparecía su asistencia a una ópera en el Palau de les Arts. La decisión se tomó sin el alcalde presente.

Galería. Montaje de los primeros monumentos falleros en Valencia

DAMIÁN TORRES

También dio la opción el jefe del Consell de dejar «para más adelante» la celebración, cuando sea posible y quede atrás la crisis sanitaria. Aseguró que si hay una nueva fecha «la Generalitat se implicará en ayudar lo posible».

Puig señaló que se podrán celebrar ambas fiestas cuando no esté en juego la salud pública y reconoció que esta era una medida «que tan solo hace unos días no hubiéramos imaginado».

El anuncio de la reunión en la sede del Consell, no hacía sino ahondar más en la sensación de la suspensión de las Fallas. A ese encuentro acudió Carlos Galiana, el concejal de Cultura Festiva, como único representante del Ayuntamiento de Valencia. Galiana citó, al término de la reunión, al presidente de la Interagrupacion de Fallas, Guillermo Serrano, en el Ayuntamiento. Eso sí, después de que Puig anunciara al alcalde de Valencia y a la alcaldesa de Castellón la suspensión de las fiestas de ambas ciudades.

La situación de incertidumbre durante toda la arde, se unía a los 15 nuevos casos detectados ayer en la Comunitat Valenciana, 12 de ellos en una residencia de mayores situada en Torrent. La cifra de afectados ascendía ya a 63 los casos positivos.

Fueron horas en vilo en el mundo fallero, esperando una decisión que marcaría las Fallas 2020. Horas en las que se mascaba la tragedia, con los monumentos montándose en la calle y los falleros contando los días para disfrutar de la fiesta más grande.

La rumorología apuntaba a que a lo sumo no se iba a cancelar la celebración josefina, pero no iba a ser igual. Se decía que se plantarían las fallas (ya están en la calle) pero que no habría ni mascletaes, ni verbenas ni se disfrutaría de la Ofrenda a la Mare de Déu dels Desamparats, un acto por el que suspiran hasta los falleros que no son creyentes. Pero no fue así.

El mazazo del coronavirus a las Fallas 2020: millones en ninots y adiós al turismo

El mazazo del coronavirus a las Fallas 2020: millones en ninots y adiós al turismo

EFE

¿Y qué supone económicamente suspender las fiestas falleras? A ciencia cierta no se puede conocer porque falta un estudio riguroso y actualizado. Lo que está claro es que el sector hostelero quedará bastante tocado ahora en marzo, y los artistas falleros tendrán que volver a almacenar los monumentos en los talleres a expensas de una fecha para volverlos a plantar. Con el agravante para las comisiones de que la inmensa mayoría los tendrán pagados o casi pagados.

El último estudio sobre la incidencia económica de la fiesta fallera se efectuó en 2008 y lo realizó la Interagrupación. Desde 2017 había un compromiso del Ayuntamiento para efectuar uno nuevo. Se anunció a mediados de diciembre pasado y se ratificó a mediados de enero. El trabajo está por realizar. En 2008 se llegó a la conclusión de que la fiestas josefinas movían nada menos que 753 millones de euros. La parte del león es la facturación de los hoteles, que ascendió a 541,69 millones de euros, lo que supone alrededor de un 70 % del total. También hay gastos de publicidad que llegaron a 86,6 millones, casi un 12 %, una cifra superior al gasto que pagan las comisiones a los artistas falleros.

En transporte, 31,32 millones, un 4,16% y 27 millones en lotería, siempre según ese estudio. La compra de indumentaria por parte de los miembros de las comisiones falleras se calculó en 17,76 millones de euros, lo que supone un 2,36%. La elaboración de las fallas, de los monumentos, llegaba a 11,4 millones de euros, solamente un 1,51 %. En orquestas, discomóviles y la animación el gasto calculado para el ejercicio 2008 fue de 5,76 millones de euros, no llega a un uno por ciento.

¿Y cuántos turistas llegan a las Fallas? La cifra del millón de visitantes se repite como un mantra, es la única oficial que ha llegado a nuestros días es la que se empleó como dato de cara a la UNESCO para vender la fiesta como Patrimonio d de la Humanidad. Fue en 2013 y la cifra que se facilitó al organismo internacional fue de 865.950 visitantes.

La ocupación hotelera, por lo general, se suele situar entre un 80 y un 86 %, aproximadamente. Suele ser en los días centrales de las Fallas, los de la Ofrena a la Mare de Déu, los días 17 y 18. La patronal hotelera de la Marina, Hosbec, ofreció en 2018 que la ocupación de hoteles el 17 y 18 de marzo fue del 86 y el 78%, respectivamente.

Última hora oficial del coronavirus en Valencia, en directo

Última hora oficial del coronavirus en Valencia, en directo

LP.ES

La ondanada de contagios del día llegó ayer con el foco especialmente puesto en los centros de mayores. Después de los casos de contagios registrados en Madrid, una docena de personas mayores de una residencia de Torrent se convirtieron en protagonistas de la noticia. No fue el único nexo común con los contagios a nivel nacional. Hasta 59 sanitarios, otro de los colectivos potencialmente sensibles, están aislados en sus domicilios, sin haber dado positivo pero como precaución al presentar síntomas.

Los hogares del jubilado empiezan a notar cómo el temor deja sin ambiente sus locales. «Mira cómo está esto, vacío», explican a LAS PROVINCIAS en uno de estos centros en Patraix. Aunque siempre hay quien le echa arrojo. «Yo soy del 35. Y no, no le tengo miedo. Bajo todos los días a leer el diario», clama Joaquín, a sus 85 años.

Los hospitales privados ya han empezado a suspender en Valencia (como el IVO o Casa de la Salud) las prácticas de los estudiantes universitarios.

Lo que mueve la fiesta

753millones es el impacto de las fallas en la sociedad valenciana según un estudio de la Ineragruación realizado en 2008. El estudio no se a actualizado.865.950turistas es la cifra calculada porla Generalitat en 2013 y es la presentada al jurado de la UNESCO para proclamar las Fallas como Patrionio de la Humanidad.Una ocupación del 80 al 86%.Los dias grandes suelen coincidir con la mayor ocupación hotelera suele haber.Monumentos.Los monumentos falleros no se llevan el mayor pedazo del pastel, sino alrededor de 12 millones de euros. Siempre según datos de 2008.Indumentaria.El gasto calculado en el estudio de la Interagrupación suponía un 17 %.5,7millones de eros se calcula que se empleaban n 2008 en orquestas y animación.

Barrio a barrio, casi es imposible no fijarse en un sinfín de bares chinos cerrados con carteles de ‘vacaciones hasta el 1 de abril’. El pavor que se ha adueñado de algunos residentes madrileños, capaces de dejar vacías estanterías enteras de carne, latas y productos de primera necesidad en supermercados, todavía no se ha trasladado a la Comunitat. Aquí, la normalidad es la tónica generalizada en los supermercados.

Tampoco el mundo del deporte ha sido ni mucha menos una excepción a la amalgama de tensión que se extiende por todos los sectores. La suspensión de las jornadas con público en las próximas semanas dejará también a puerta cerrada el derbi valenciano, obligará a posponer el Gran Premio de la Comunitat de Motos, y una reunión en Bélgica para conocer las sedes del Mundial de Pilota. El coronavirus todo lo invade. Educación decidirá hoy si cancela clases. Ni siquiera se salva el mundo político. El Congreso anunció la suspensión de actividad, después del positivo de Ortega Smith, uno de las cabezas visibles de Vox, con una diputada valenciana en cuarentena.

Publicado por Las Provincias.