Esta semana ambos sectores han bloqueado los accesos al aeropuerto de Niza

Los VTC amenazan: “Si no hay solución, bloquearemos todo para el GP de Mónaco”

La guerra entre taxis y VTC amenaza la celebración del GP de Mónaco - SoyMotor.com

La guerra entre taxis y VTC en Niza puede amenazar la celebración del Gran Premio de Mónaco de la próxima semana. Este martes y miércoles los trabajadores de ambos bandos ya bloquearon los accesos al aeropuerto de Niza Costa Azul y los representantes de VTC amenazan con impedir los accesos al circuito de Mónaco si no quedan satisfechas sus demandas a las autoridades.

El conflicto entre taxis y VTC –vehículo de transporte con conductor– vive sus momentos más tensos esta semana en Niza, durante la celebración del Festival de Cannes.

Este martes los taxis bloquearon los accesos al aeropuerto de Niza y ayer hicieron lo propio los VTC con la entrada a la terminal 2. Estos últimos pedían reunirse con las autoridades para reivindicar sus derechos y amenazan con “bloquearlo todo” para el Gran Premio de Mónaco si no salen de ese encuentro satisfechos.

En concreto, los VTC advierten de que si no se cumple con sus deseos, 200 trabajadores se encargarán de impedir el acceso a la sexta carrera de la temporada de Fórmula 1.

“Hoy hemos conseguido una reunión con las autoridades, pero no hay todavía solución. Si no nos satisface, estamos listos para ir más allá. Si no tenemos una respuesta antes del 22 de mayo, es simple: el 23 de mayo comienza el Gran Premio de mayo y… ¡bloquearemos todo! Hoy éramos 70, pero allí iremos 200″, explica un conductor de VTC en declaraciones al diario Nice Matin.

“Queremos tener acceso a vías de autobuses igual que los taxis y a lugares cercanos a las terminales para poder dejar y recoger a nuestros clientes. También transportamos personas. Queremos trabajar y no se nos permite trabajar”, reclama Nabil Debbouze, secretario general del sindicato de VTC, en palabras al 20 minutos francés.

El sector de los taxis, por su parte, ha presentado un aviso de huelga de 48 horas. “Si en 48 horas no nos escuchan, creo que pasaremos a un movimiento un poco más difícil”, promete Fabrice Cavaléra, presidente del sindicato de taxis.

Publicado por Soy Motor.