Descargar PDF

UN TAXISTA hizo entrega a la policía local de dos carteras que encontró en su vehículo, pertenecientes a dos clientes distintos a los que había realizado un servicio. Una de ellas contenía documentación y 267 euros en efectivo y la otra, documentos personales de su dueño y varias tarjetas bancarias. Al parecer, el taxista, con la licencia 107, se percató de que las carteras se habían quedado olvidadas en su coche cuando se encontraba limpiando el taxi. Ambas se encuentran en el departamento de objetos perdidos de la policía local, desde donde se están llevando a cabo las gestiones para localizar a sus propietarios.

Visita el artículo original.