Descargar PDF

Una asamblea multitudinaria que fue una jaula de grillos

 

La asamblea que celebró ayer el sector del taxi de Málaga fue muy larga -empezó a las 17:00 y acabó a las 21:20-, pero no se puede decir que fue aburrida. Todo lo contrario. Los ánimos estaban muy encendidos y durante toda la tarde hubo todo tipo de reproches, enfrentamientos, discusiones, idas y venidas, compañeros tranquilos en sus sillas, otros desesperados en los pasillos… Hubo hasta dos dimisiones por sorpresa en los momentos finales y dos nombramientos sobre la bocina para cubrir esos puestos.

Una cosa está clara y es que no hay comunión entre los representantes de los taxistas -formada por varias asociaciones como Aumat o Taxi Unión- y los profesionales. Al menos, eso es lo que parece a simple vista porque tanto José Antonio Mate, presidente de Aumat, como Francisco Soria, presidente de Taxi Unión, recibieron todo tipo de reproches y críticas, así como el resto de compañeros que forman la mesa negociadora.

“No tenéis ni idea” fue lo más suave que se oía en el auditorio del Palacio de Ferias, que estaba hasta la bandera con cerca de un millar de taxistas. Fue la asamblea más multitudinaria de los últimos tiempos y será recordada.

Pasadas las 20:30, muchos se levantaban y se quedaban de pie mientras se votaba si se hacía huelga o no. En medio de una auténtica jaula de grillos, donde había numerosos corrillos y gente protestando por todos sitios, dos de los representantes de la mesa negociadora, Francisco Portillo y Manuel López, dijeron que no estaban de acuerdo con lo votado y dimitieron. Esos dos puestos fueron ocupados, de manera casi inmediata, por Juan González y Moisés Loza. Estos dos nuevos integrantes habían sido precisamente de los más críticos con la gestión de los representantes en este conflicto con la Junta, por lo que sus próximas reuniones pueden ser bastante movidas. Al final, como tras las peleas en la aldea gala de Astérix y Obélix, hubo cierto consenso, pero aún queda mucha tela por cortar.

Visita el artículo original.