Descargar PDF

El colectivo estudia impulsar un servicio para captar clientes

La Federación Asturiana del Taxi planea dar un nuevo uso a los bajos cedidos por el Ayuntamiento que tiene en Langreo Centro. Estas instalaciones, que durante seis años funcionaron como centro de control de llamadas para gestionar una flota de 700 vehículos en toda España, cerraron sus puertas el pasado mes de diciembre, después de que el servicio se trasladara a otra sede en Oviedo gestionada por la firma Auriga. Ahora, la Federación estudia poner en marcha un nuevo centro vinculado a la captación de clientes y la optimización de los servicios prestados a empresas, según explicó José Artemio Ardura, secretario general del colectivo.

Los bajos gestionados por la Federación del Taxi en Langreo.

 

“No tiene nada que ver con las llamadas. Sería una instalación centrada en mejorar la gestión, ofreciendo, por ejemplo, un servicio unificado a las compañías que habitualmente necesitan taxis. Es algo que está en estudio y no podemos dar muchos detalles por el momento”, aseguró Ardura, que también aludió a los plazos. “A finales de marzo o principios de abril debemos saber si el proyecto es factible. De lo contrario, devolveremos el uso del local al Ayuntamiento, que es su propietario”, aseguró.

 

Visita el artículo original.