Por tercera vez en los últimos días los taxista del aeropuerto malagueño han vuelto a parar hoy una hora por la mañana para presionar a la Junta de Andalucía en sus demandas sobre la ordenación en la recogida de clientes.

Los casi doscientos profesionales que trabajan a diario en la parada aeroportuaria siguiendo la iniciativa de los taxistas de la semana pasada y de ayer viernes, también han parado hoy sábado de 11.00 a 12.00 horas.

Con esta protesta se intenta presionar a la Junta de Andalucía para que busque una solución al conflicto que existe en el aeropuerto entre los conductores de la capital y los del resto de la provincia a la hora de repartirse la clientela, informa Sur Digital.

Este conflicto sectorial que lleva meses sin una solución ya ha estado a punto de costarle una huelga a la ciudad. El objetivo de los taxistas de Málaga es lograr derogar o al menos dejar bajo mínimos el decreto autonómico de 1985 que permite, bajo precontratación, que cualquier profesional de otro municipio e incluso de otra provincia pueda recoger clientes. A esta exigencia también se une la petición al Ayuntamiento de Málaga de que se reduzca el número de licencias (hay 1.434) al considerar que no hay trabajo para todos.

Visita el artículo original.