Descargar PDF

Las colas de vehículos para entrar en la frontera volvieron ayer a colapsar la carretera nacional y las vías aledañas, como es el ascenso a la barriada Príncipe Felipe o al Hospital Universitario, entre otras. Nueva jornada interminables de pitidos desde los vehículos, tensión en el pasaje por las esperas y conflicto porque los usuarios del transporte público ven demorada su llegada al paso fronterizo.

José Antonio Blanco, de CCOO y presidente del comité de empresa de Autobuses Hadú-Almadraba;  José Luis Mercado, presidente de Radio Taxi; Julio Pérez, de Asociación de Autotaxi; y José Reyes, de Autónomos del Taxi, acordaron ayer organizar una caravana de protesta a partir del próximo lunes después de mantener contactos con ambas administraciones sin que la voluntad expresada se materialice en medidas reales que les permitan desarrollar su trabajo con normalidad.
Este convoy compuesto por vehículos de ambos gremios recorrerían, de 11:30 a 12:30 horas, distintas vías de la ciudad autónoma ya que el parón de su actividad está prohibido. Su ruta pasaría por la Plaza de la Constitución, Gran Vía, Puente del Cristo y el Desdoblamiento en repetidas ocasiones hasta cubrir la hora de movilización ante la falta de respuesta a la problemática de la frontera que denuncian de forma pública desde hace semanas.
El sector de carreteras de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Ceuta, manifestó sus quejas por el “incumplimiento y el mal funcionamiento del carril Bus-Taxi” de la frontera, que se encuentra “colapsado” por el uso de conductores que “imposibilitan” el buen desarrollo del servicio público de transporte.

alt
alt 

alt
    • ANTERIOR

 
Desde la FSC-CCOO pusieron en conocimiento de la Delegación de Gobierno, la “difícil labor” de estos profesionales para garantizar un servicio público “indispensable” para el buen flujo de personas desde la Frontera a la ciudad autónoma y destinos colindantes como el Hospital Universitario. “Un hecho que puede perjudicar otros sectores claves de la economía local”, valoró el sindicato.
Por ello, y como iniciativa, los comisionistas denunciaron de forma pública, nuevamente, este hecho para su “rápida” solución por parte de la Delegación de Gobierno. “En caso de omisión de dicha reivindicación, los trabajadores junto a esta representación sindical, están dispuestos a manifestar dicho problema mediante la movilización para que se cumpla los requisitos del carril Bus-Taxi y así poder seguir realizando dicha labor profesional por el bien de usuarios y la propia ciudad autónoma”, concluye la Federación en un comunicado enviado a los medios de comunicación.
Ante la situación que desde el 3 de febrero “se está produciendo en la frontera de El Tarajal”, la Delegación del Gobierno atribuyó las colas a una “serie de obras de remodelación” del paso fronterizo en su lado marroquí, lo cual va a “implicar una recirculación del tráfico rodado, lo que en la práctica va a suponer una sensible reducción de los accesos de entrada y salida por su frontera”.
Tanto los trabajadores de los autobuses como del taxi han criticado en numerosas ocasiones que los porteadores ocupen su carril, es decir, el destinado al transporte público y señalizado como tal, el cual es de reciente habilitación y que requirió de inversión por parte de la Administración General del Estado. Los camalos comenzaron a invadir ese carril desde que se derribó la escalera del Tarajal.

Visita el artículo original.