Descargar PDF

El colectivo pacta con el Ayuntamiento un nuevo calendario de descansos que reduce los vehículos en la calle por las tardes

El colectivo pacta con el Ayuntamiento un nuevo calendario de descansos que reduce los vehículos en la calle por las tardes
palencia. Los taxistas palentinos han reducido sus ingresos en más del 30% en el último año. El hecho de que la población haya reducido considerablemente sus salidas nocturnas por la crisis y la tendencia obligada por la economía a ir caminando a los sitios o en el coche particular les plantea un panorama cada vez más difícil, a pesar de que el colectivo está poniendo mucho de su parte para adaptarse a las demandas de la población, según ellos mismos destacan.

Dentro de ese continuo proceso de adaptación a las nuevas demandas, el colectivo de taxistas de la capital ha pactado con el Ayuntamiento un nuevo calendario de descansos que reduce considerablemente la cifra de vehículos disponibles en la calle durante los días laborables. Es precisamente en horario vespertino cuando menos se demandan los taxis y, por eso, serán 17 los que cada tarde descansen, una cifra notablemente superior a los diez que lo venían haciendo hasta ahora. En la capital funcionan actualmente 51 licencias de taxis para prestar servicio a los ciudadanos.

«El calendario mantiene que por las mañanas de los días laborables seguimos trabajando todos. Es en esas horas cuando se concentra todo el trabajo con traslados al hospital, a las estaciones… Los fines de semana y los festivos trabajamos al 50%, como se ha venido haciendo hasta ahora», explica Mariano Antolín, presidente de la Asociación Provincial de Autotaxi.

El nuevo calendario de descansos cuenta ya con el visto bueno de la Comisión Informativa de Tráfico y debe superar aún la aprobación definitiva del próximo pleno antes de entrar en vigor. «Es necesario reducir el número de coches en las calles por la tarde por imagen, porque la demanda es mucho mayor y porque no tiene sentido», asegura.

La inmensa mayoría de los trayectos que ahora realizan los taxistas son urbanos, pequeños desplazamientos por la capital. «Se está notando mucho la crisis, la gente ha visto reducidos sus ingresos y tiene que prescindir de muchas cosas. Además, también se nota mucho que los jóvenes no tienen dinero y ya no salen por la noche, que son momentos en los que se cogía mucho el taxi», agrega Mariano Antolín.

Las previsiones para este año son similares. «Creo que la situación se ha estabilizado. Hemos tocado fondo, nos mantendremos en los bajos fondos y esperamos el resurgir de la economía», agrega.

En cuanto al número de licencias, Antolín explica que quizás las 51 que funcionan actualmente son muchas para la escasa demanda, aunque reconoce que es difícil modificarlo. «Creo que esta cifra de momento debe mantenerse. Las previsiones indican que en el futuro tendrán más auge los transportes privados y que los públicos van a ir a menos. Hay que pensar cosas que nos permiten resurgir de las cenizas y en eso es en lo que estamos trabajando de forma continua», agrega Mariano Antolín.

El presidente de la asociación explica también que se ha rejuvenecido de forma notable la plantilla de taxistas en la ciudad. Según los datos que aporta, en el año 2000 el 70% de los profesionales tenían más de 65 años. Sin embargo, en la última década se ha incorporado a la plantilla un porcentaje importante de gente nueva, jóvenes y de mediana edad, que han permitido un considerable rejuvenecimiento de los taxistas palestinos.

Mariano Antolín prefiere no profundizar cuando se le pregunta sobre la relación que mantienen con las administraciones públicas y el respaldo institucional que recibe el colectivo. «Creo que es mucho más efectivo centrarnos en el futuro y lo que buscamos son fórmulas para poder salir de esta», asegura.

En su opinión, en Palencia no existen problemas importantes en la seguridad, como se han denunciado en otras grandes ciudades, y recalca que sí que se comienza a notar un intrusismo de profesionales sin licencia.

Visita el artículo original.