Descargar PDF

El concejal delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno (PP), se reunirá este miércoles con las directivas de la Unión Sevillana del Taxi y de la Asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, quienes este martes han protagonizado una protesta en el Instituto del Taxi, donde han pedido la modificación de las ordenanzas y medidas complementarias en un sector que está sufriendo “de una forma muy grave” la crisis.

El encuentro se llevará a cabo al mediodía en el Ayuntamiento de Sevilla, un marco en el que Bueno escuchará las peticiones del sector “dentro del marco de relaciones abiertas y fluidas” que se tienen, según informan fuentes municipales.

Por su parte, el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, ha detallado a Europa Press que en la mañana de este martes se había acordado mantener una reunión para tratar la situación del sector en el Instituto del Taxi, una reunión a la que Bueno no ha asistido “por problemas de agenda”, aunque sí el director del área y del citado instituto, algo que ha provocado el enfado del colectivo que quería hablar directamente con el responsable de Movilidad.

Morales ha manifestado que los taxistas están “hartos de engaños”, asegurando que pidieron una reunión con el alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), hace dos años y que “aún no se ha producido”. Así, ha lamentado la “actitud” que asegura que se está teniendo con un colectivo del que dependen “2.500 familias, entre los titulares, asalariados y talleres”. “No permitiremos que nos sigan ninguneando porque no podemos esperar más. Necesitamos soluciones y buscar medidas complementarias porque el sector está pasando unas necesidades muy importantes”, sentencia, tras criticar duramente la labor al actual director del Instituto del Taxi y pedir “unas ordenanzas más humanas ya acordes a la actual coyuntura”.

En la misma línea, el presidente de la Asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, Enrique Filgueras, ha indicado a Europa Press que la última ordenanza “no está consensuada y hay cosas de imposible aplicación”. “Nos llevan meses dando largas, pero el tiempo de espera ha terminado porque no podemos más. Necesitamos sensibilidad y humanidad por parte del Ayuntamiento ya que no tenemos para seguir pagando tasas, pasar las revisiones y sufragar los arreglos ante una situación muy difícil para los taxistas”, insiste, tras criticar que “antes Zoido nos atendía cada dos por tres cuando era oposición”.

Igualmente, ha arremetido contra “quien no tiene ni idea y pretende dirigir una entidad” dirigida a este colectivo. “No podemos perder más el tiempo porque no podemos aguantar más en esta situación, mientras tenemos que seguir pagando facturas”, añade, pidiendo “actuaciones y no más discursos”.

Visita el artículo original.