Historia de la plaza del Ayuntamiento

Para situar la plaza del Ayuntamiento debidamente hemos de decir que aunque la misma adopta una cierta forma triangular, sus cuatro fachadas las podriamos orientar de la siguiente manera para que pueda ser facil su comprensión: la fachada Oeste sería la que ocupa el Ayuntamiento, mientras que la fachada Este la ocuparía el Edificio de Correos (antigua calle Sagrario de San Francisco y el Barrio de Pescadores). Por su lado Norte se cerraría por el edificio de Generali o lo que es lo mismo la calle San Vicente, y por el Sur nos encontrariamos con el Edificio de Balanzá y Telefónica.
El origen de la actual plaza del Ayuntamiento, está en el amplio solar que se originó con motivo del derribo del  Convento de San Francisco en 1891. No obstante y a pesar de todo ya en 1805 se había derribado sin permiso de los monjes  la tapia del huerto del convento, en lo que se considera un primer intento de reforma urbana en esta parte de la ciudad. La intención  de este derribo era abrir un paso entre las actuales calles de la Sangre y calle de las Barcas sin necesidad de dar un rodeo a todo el convento que prácticamente ocupaba toda la actual plaza del Ayuntamiento.
En 1239 Jaime I el Conquistador concede permiso a los franciscanos para construir un monasterio extramuros de la ciudad, justo donde hoy  se encuentra nuestra plaza. En 1835 con la desamortización de Mendizabal los monjes tienen que abandonar obligatoriamente el  convento, pasando sus instalaciones a convertirse en Cuartel de Caballeria. Por la situación de deterioro del  convento/cuartel y por otra, por razones urbanisticas, en 1891 es derribado el convento, dejando en su lugar un gran solar que  será el germen u origen de la futura Plaza del Ayuntamiento de Valencia.
En este gran espacio vacio se quiso hacer un gran parque y aunque se plantaron diversos arboles, jardines y setos, a la larga no  prosperaria, y el lugar conocido como Parque de San Francisco se convertiría en un espacio donde igual se instalaba la feria de  Navidad, teatros ambulantes, espectaculos circenses o vaya usted a saber.

En 1854 el  Ayuntamiento de la ciudad se había trasladado desde sus antigua ubicación en los actuales jardines del  Palacio de la Generalitat hasta el lugar donde hoy día se encuentra y que era un establecimiento conocido como la Casa de la Enseñanza,  y que habia sido construido en el siglo XVII por el Arzobispo Mayoral para colegio de niñas. Aunque el traslado en principio fue  provisional a la larga la permanencia  en el edificio se hizo definitiva y así en 1899 se hizo con la propiedad.  En 1904 se comenzó la reforma de la antigua Casa de Enseñanza para convertirla en Ayuntamiento con la fisonomia que hoy podemos observar.
A partir de este momento se empezó a gestar en la mente de nuestras autoridades municipales la construcción de una gran plaza y  a la vez centro comercial y administrativo acorde a la importancia que la definitiva ubicación del Ayuntamiento de la ciudad requería.
Para la construcción de esta gran plaza se seguirian diversos criterios: uno de ellos fue la demolición del conocido como  barrio de pescadores que se encontraba en el lugar aproximado donde hoy se localiza el edificio de  Correos, y que se había convertido en un lugar de gente de mal vivir, bares, prostitución y lugar de continuos altercados, siendo una zona  completamente degradada.
Otro elemento a destacar fue el traslado de la antigua  Estación de ferrocarril en 1917 desde su antiguo emplazamiento en el lugar que hoy ocupa el edificio de Telefónica hasta su actual emplazamiento en la calle Játiva.
La ampliación de la gran plaza que tenía su origen en los solares dejados por el antiguo convento, se realizó por su lado norte,  con el derribo de los edificios que formaban la conocida con Bajada de San Francisco (Devallada de Sant Francesc) y que  en realidad era una calle que desembocaba en la conocida como Plaza de San Francisco que era como se le conocía en aquella época. El  nombre de Bajada de San Francisco le venia porque la calle hacia pendiente en dirección a la plaza.
La Bajada de San Francisco era una calle que corría paralela aproximadamente entre donde hoy día se encuentra el Pasaje Ripalda  en la calle San Vicente y la calle Barcelonina. Se trataba de una calle con edificios antiguos pero al mismo tiempo con muchos comercios,  restaurantes, fondas y hoteles de larga tradición.
Otro espacio que se abrió para la apertura de la nueva plaza consistió en la desaparición de la conocida como plaza  de los Cajeros (dels Caixers) que vendría a estar aproximadamente en el lugar que hoy ocupa el espacio comprendido  entre la calle San Vicente, la Avd.de Maria Cristina y la propia plaza del Ayuntamiento. Tal vez nos sirva como punto de referencia el Pasaje Ripalda que se encontraba y se encuentra en el citado espacio.

Información Obtenida de la pagina

www.jdiezarnal.com