La Generalitat adquirirá un total de 4.700 unidades, por importe de 119.427 euros, para dar cobertura a toda la flota de taxis de la ComunitatChema BERMELLArchivado en:CoronavirusGran Pantallamamparas protectoras

20/05/2020

La pandemia del coronavirus está obligando a muchas empresas a reinventarse y buscar soluciones para sobrevivir a la crisis. Es lo que ha hecho la valenciana Gran Pantalla del Mediterráneo, uno de los mayores proveedores de vallas publicitarias, que ante la situación sobrevenida por la COVID-19 ha reorientado su producción y bajo encargo de la Generalitat está fabricando las más de 4.000 mamparas protectoras que requiere el sector del taxi para ajustarse a las medidas de seguridad necesarias para prevenir contagios.

“La facturación de mi empresa se redujo drásticamente un 70 % tras el anuncio del estado de alarma. Ahora ha surgido otra posibilidad de negocio y hay que cogerla”, expone Javier Gutiérrez, director de la empresa ubicada en Náquera. En total, la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad adquirirá un total de 4.700 unidades, por importe de 119.427 euros, para dar cobertura a toda la flota de taxis de la Comunitat, “con el objetivo de mejorar la prevención y aumentar la seguridad de profesionales y clientes frente a la propagación de la COVID-19”, señalan desde el departamento dirigido por Arcadi España.

Se trata de mamparas fácilmente desmontables, fabricadas con material maleable para evitar que suponga un peligro para la integridad física de las personas, y transparentes, de forma que no se impida a la persona que viaja la correcta visión del taxímetro o la tarjeta identificativa. Igualmente, en la pantalla de separación se habilitará un espacio para permitir el pago de los clientes. Explica Gutiérrez que se han fabricado plantillas individualizadas según el modelo de vehículo, un total de más de 80 tipos de coche. Añade que en menos de 15 días, el 60 % de la flota de taxis dispondrá de las mamparas y que la previsión que manejan es que “en cuatro semanas tendremos las mamparas protectoras para los cerca de 5.000 taxis que hay en la Comunitat”.

Una de la mamparas protectoras que están elaborando en la empresa valenciana Gran Pantalla.

El conseller Arcadi España asegura en un comunicado que “esta medida pretende aumentar la seguridad en los vehículos con el fin de recuperar la confianza de la clientela y ayudar así a restablecer la situación del sector, que ha registrado un descenso de actividad superior al 80% como consecuencia de esta crisis sanitaria”. Además de las mamparas protectoras, los taxistas valencianos están tomando otras precauciones para evitar contagios como es una desinfección general del vehículo al menos una vez al día, así como la desinfección de las zonas de contacto (asiento, reposabrazos, ventanilla…) en cada servicio y el uso de hidrogeles.

El sector del taxi sigue resintiéndose por la crisis del coronavirus. Según expone a Economía 3 el presidente de la Confederación de Taxistas AutónomosFernando del Molino, estarían operando en las principales ciudades de la Comunitat un 40 % del total de la flota de taxis, de modo que, por ejemplo, en València de los 3.000 taxis que suelen haber a diario, solo 1.200 estarían funcionando. Señala, a su vez, que el volumen de trabajo ha descendido un 90 % y que actualmente coger el taxi “prácticamente no cubre ni con los gastos”.

Temen desde el sector del taxi que los ciudadanos se decanten por el uso del vehículo privado por miedo a los contagios y que tan solo hagan desplazamientos a sus lugares de trabajo, así como las repercusiones sobre la economía que tenga la crisis del coronavirus. Mantienen una “previsión negativa” los taxistas valencianos y lamentan que “no va a haber trabajo para todos” y que los que mantengan sus puestos tendrán que “repartir la ruina entre todos”, asevera Fernando del Molino.

Publicado por Econimia3.