Un estudio analiza el actual sistema de cotización en autónomos, que no favorece que este tipo de profesionales apuesten por aumentar sus bases de cotización.

El sistema de autónomos: un desastre absoluto para tener una buena jubilación

Un reciente estudio, titulado “Elección de base de cotización de trabajadores autónomos: cálculo de incentivos”, de Alfonso R. Sánchez Martín, de FEDECA (Federación Española de Asociaciones de los Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado), ha lanzado varias reflexiones sobre la manera en que la Seguridad Social protege socialmente a los afiliados al RETA (Régimen de Autónomos).

El documento afirma que existe una percepción generalizada de que este organismo otorga un trato favorable a los autónomos, al permitir que elijan su base de cotización. Sin embargo, cuando se analizan objetivamente los datos, se arrojan dudas sobre esta interpretación, ya que elegir la base contributiva es un arma de doble filo. Implica asumir mayores costes fijos en el presente para obtener una mayor renta en un incierto futuro.PUBLICIDAD

De hecho, el informe plantea un entorno real en donde resulta muy difícil para el autónomo aumentar la base de cotización, a pesar de que en carreras laborales largas el aumento de las bases se presenta como una acción recomendable. Entonces, si existen incentivos que premiarán una mayor cotización, ¿por qué no se realiza? (más del 80% de los autónomos cotiza lo mínimo)

La razón, como anticipábamos, está en ese entorno ‘hostil‘ para el profesional por tres factores:

  • la elevada incertidumbre sobre los ingresos
  • el riesgo político (cambios en las reglas del juego y decisiones que afectarán al bolsillo)
  • las falta de un mayor conocimiento sobre el sistema de cotizaciones y lo que realmente supondría para el bolsillo del profesional un aumento de las bases.

¿Acumular recursos para la vejez?

El estudio señala en sus conclusiones que si el objetivo es acumular recursos durante la etapa laboral, para disfrutarlos en la vejez, el resultado alcanzado no está siendo satisfactorio. Existe un desajuste evidente entre las exigencias del Sistema y la capacidad económica de los autónomos en sus diferentes etapas vitales. Otro de los factores que influye en esto es la debilidad económica que sufre una parte importante del colectivo.

La etapa en la que se acumula la mayor parte del ahorro de jubilación se produce en los últimos 10 o 15 años en activo, mientras que durante todos los años anteriores los profesionales por cuenta propia optan, en su mayoría, por la base mínima. Esto se debe a que en los inicios de la vida laboral los autónomos no se pueden permitir ahorrar tanto, pues tienen que hacer frente a elevados costes personales y familiares (hipoteca, hijos, inversión en su negocio…).

Un cambio estructural

La mejora que propone Sánchez Martín es el rediseño de la estructura de cotizaciones, de forma que se establezca una edad única de referencia para comenzar a cotizar por encima de la base mínima. Su propuesta pasa por suavizar la carga antes de los 50 años y dotar a cualquier afiliado a la Seguridad Social de herramientas que despejen toda duda sobre el cálculo de su futura pensión a la hora de consultarla en cualquier momento. Porque la realidad es que el autónomo, hoy por hoy, no tiene claro si el aumento de la cuota le reportará realmente una mejora de su prestación de jubilación, ni en qué medida. En definitiva, el informe constata una falta total de certezas que convencieran realmente a este tipo de profesionales de elegir bases de cotizaciones más altas.

Asimismo, este estudio (que forma parte de los ‘Estudios sobre la Economía Española – 2019/29) aborda uno de los temas más candentes: las cotizaciones en función de los ingresos reales. Sánchez Martín se muestra indirectamente a favor de este planteamiento. En primer lugar recuerdan que la tendencia internacional va en esta dirección (cotizaciones por ingresos). En segundo lugar, toda la incertidumbre anteriormente comentada lleva al autónomo a la inacción, según explican. La valoración inicial, aunque será ampliada en próximos informes al respecto, es que alinear automáticamente ingresos y cotizaciones daría un mejor resultado al conjunto de los autónomos.

Publicado por El Independiente.