COMUNICADO CONFEDERACIÓN

GREMIAL Y ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS CONTRA LA TRANSPARENCIA EN LA TARJETA IDENTIFICATIVA

El pasado día 13 de Mayo de 2019 se publicó una Orden de Consellería, por la que se modificaban algunos aspectos de la Tarjeta Identificativa que llevamos todos los taxistas, para dar transparencia a nuestro sector y tranquilidad a muchos usuarios que pueden ver alguna información sobre quien es el conductor de su taxi.

Como aspecto destacable, se modifican los colores de las Tarjetas Identificativas:

  • Verde para conductores asalariados a tiempo completo o autónomos colaboradores.
  • Azul para conductores asalariados a tiempo parcial.

Esta diferenciación de colores en la Tarjeta identificativa es una reivindicación histórica de la Federación (que lleva años implantada en otras ciudades como Madrid), por suponer un obstáculo para el fraude y la explotación laboral, práctica habitual en algunos “floteros” e indeseables en el sector, ya que de esta forma los medios de inspección ven facilitada su labor de controlar que los conductores asalariados hacen las horas que marca su contrato de trabajo y no son explotados sin una cotización justa (contrato de 2 horas y jornadas de 12 horas).

Hace unos meses tuvimos conocimiento de que una Asociación de empresarios del Taxi de Valencia recurrió la Orden, lo que hizo que nos personáramos en el juicio para saber sus intenciones y poder defender lo que nos parezca justo de la Orden (por ejemplo nosotros solicitábamos que solo salgan las iniciales de los apellidos).

Tal como nos imaginábamos, su recurso está basado en tumbar la diferenciación de colores y contratos, pero no se queja de ningún otro precepto de la Orden.

En la demanda se puede ver, que mientras que la Confederación está de acuerdo con la diferenciación de colores para los distintos contratos, la Asociación Gremial del Taxi alega al respecto de que se conozca el tipo de contrato del asalariado:

“Que la Administración disponga de tantos datos como estime oportuno de manera privada, podríamos entenderlo, pero, como hemos dicho, en una tarjeta que es publica, que debe estar a la vista para el usuario, no es necesario que se deban de revelar más datos que podrían considerarse como estrictamente privados.”

Se les olvida el derecho del trabajador a no ser explotado y el deber de la Administración en buscar mecanismos que erradiquen el fraude y la explotación en la sociedad, práctica más que habitual en estas asociaciones que defienden un modelo empresarial caduco, si vemos la cantidad de tarjetas identificativas azules que tenemos en la calle (contratos a tiempo parcial) y que quieren seguir escondiendo de todos.

LA FEDERACIÓN SEGUIRÁ LUCHANDO POR UN SERVICIO PÚBLICO DEL TAXI SOSTENIBLE Y DE CALIDAD PARA EL USUARIO

LA JUNTA DIRECTIVA