Los taxistas del aeropuerto, que ayer afrontaban su segundo día de huelga contra la tarifa fija de 20 y 23 euros, han pactado con responsables de la Conselleria de Transportes unos servicios mínimos que consisten en hacer un viaje cada 20 minutos y atender a las personas con problemas de movilidad, algo que ya habían hecho voluntariamente en la primera jornada de paro.
Según explicó Fernando Ballester, responsable de USO-CV, ayer por la mañana llegaron dos inspectores de la conselleria para proponer los citados servicios mínimos, cuestión que fue admitida sin problema por los huelguistas. De hecho, «al principio llegaron con mucha prepotencia y luego se fueron como compañeros», dice.
A ello contribuyó también el hecho de que durante la primera jornada sólo hubiera una incidencia reseñable que el responsable de la Policía Nacional en el aeropuerto se encargó de explicar a los inspectores. Al parecer, el lunes se presentaron en el aeropuerto cinco coches en los que viajaban varios miembros de la Gremial y de la Asociación de Empresarios del Taxi, entidades contrarias a la huelga. Según Ballester, iban con ánimo de increpar.

 

FUENTE: levante-emv.com

Visita el artículo original.