REDACCIÓN / LA VOZ

El desembarco de Cabify en Galicia arrancó con tensión. Y esa tensión continúa cuando se cumple un mes de su llegada. Mientras que la plataforma mantiene una comunicación en positivo -hablando de las ventajas de su servicio, los beneficios que genera en el tráfico y hasta la repercusión ecológica-, en el otro frente de esta batalla el enfado resulta evidente. Además de tener que soportar un competidor que hasta ahora no existía, los taxistas coruñeses denuncian que Cabify no se ciñe a sus límites.

«Se meten en las paradas de taxis cuando no hay taxis en ella. Y eso no lo pueden hacer», asegura Manuel Sánchez Quindimil, presidente de Teletaxi y de le Federación Galega de Autónomos do Taxi. «Los vemos en las zonas de copas como el Orzán y la Marina dando vueltas y cogiendo a gente. No se puede demostrar si los han llamado o no, pero es todo muy sospechoso», añade.

Aparte de ello, Sánchez Quindimil apela a los números y las proporciones. «Tenemos enA Coruña 522 taxis, cuando debería haber entre 270 y 280 en relación a la población», explica. En cualquier caso, dice que no puede calcular si le ha causado o no perjuicio a su gremio. «En estas fechas de Navidad siempre hay trabajo, pero pensamos que nos va a afectar. No es el momento para valorar la repercusión. Supongo que de aquí a tres meses lo veremos, pero no creo que sea un balance bueno», piensa el portavoz de los taxistas.

Cabify empezó en A Coruña con 20 conductores, una cifra que podría subir en los próximos meses. «El servicio puede crecer de forma gradual, acompañando a la ciudad», dicen fuentes de Cabify, que subrayan que no se ha producido ningún incidente con otros servicios de transporte. «Nada que destacar en ese aspecto, estamos muy contentos con la acogida por parte de la ciudad en todos los sentidos», apuntan. Respecto a las denuncias de malas praxis expuestas por Sánchez Quindimil, sostienen genéricamente que «los conductores que operan a través de Cabify en A Coruña lo hacen siguiendo la regulación vigente y, por lo tanto, cumpliendo la normativa establecida».

Publicado por la voz de Galicia.