Descargar PDF

La Junta de Andalucía cita el viernes próximo en Sevilla a los representantes de los taxistas

Tras tres días de huelga total del sector del taxi en Málaga capital, desde las 06.00 horas de este lunes pueden verse vehículos en las calles de la ciudad. No obstante, la normalidad se recupera solo en parte, ya que sólo ha vuelto al trabajo la mitad de la flota y el paro continuará en el aeropuerto de manera indefinida hasta que la Junta de Andalucía dé una solución a la problemática originada con motivo del decreto andaluz 11/85, que permite que un profesional de cualquier otro municipio, bajo precontratación, pueda recoger clientes del aeródromo y del puerto.

La intención a partir de este lunes y hasta que se desbloquee el conflicto es que se alternen cada día la mitad de los 1.434 taxis que componen la flota de la capital, por lo que habrá el mismo número que los fines de semana, lo que se traduce en unos 250 vehículos menos que un día laborable.

De este modo, a excepción del aeropuerto, donde los 180 profesionales que están operativos a la semana van a seguir sin trabajar, por las calles de Málaga circulan 717 vehículos –la media habitual en un día laborable se sitúa en el millar–, una cifra que, no obstante, permite dar servicio “con normalidad”, según el presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), José Antonio Mate.

Esta situación se mantendrá al menos hasta el viernes próximo, cuando la Junta de Andalucía ha convocado a los representantes de los taxistas de Málaga a una reunión en Sevilla a las 10.00 horas, en la que expondrán su propuesta para reconducir el conflicto.

Esta reunión, sin embargo, llega tarde, en opinión del presidente de Taxi Unión, Francisco Soria, quien considera que la Junta de Andalucía alarga el conflicto citando al sector el viernes, cuando “deberíamos vernos ya, porque los ánimos están muy caldeados y no tiene sentido dejar más días el aeropuerto sin servicio”.

De hecho, el aeropuerto es el centro de las protestas de los taxis. A la falta de servicio desde el viernes por la mañana, se suma la concentración constante de grupos de taxistas en la zona, que esta mañana se ha saldado con tres cortes de tráfico de la vía principal de acceso.

Los taxistas convocaron por sorpresa el pasado viernes una huelga que se ha mantenido pese a los intentos durante este fin de semana por desconvocarla, incluidos los del alcalde, Francisco de la Torre. El sector sí ha arrancado a la Consejería de Fomento y Vivienda el compromiso de adelantar a esta semana la reunión para presentar una propuesta definitiva que estaba prevista para mediados de marzo, tal y como les anunció el delegado territorial de este departamento, Manuel García Peláez, y que les reiteró el director general de Movilidad, José Luis Ordóñez.

Ante la oposición de los taxistas de la ciudad de Málaga al decreto 11/85 de la Junta de Andalucía y tras numerosas negociaciones y también protestas, la Consejería de Fomento propuso a finales del pasado mes de junio introducir el principio de reciprocidad modulada.

A través de este principio se permite a los taxistas de Málaga ciudad la recogida precontratada de viajeros en aquellos municipios cuyos profesionales presten servicio en el aeropuerto, intentando así dar respuesta al sector de la capital y al del resto de municipios. Sin embargo, al no haberse concretado aún esa propuesta, el viernes se decidió sin previo aviso la convocatoria de esta huelga.

La Junta elabora una propuesta El delegado de la Junta, José Luis Ruiz Espejo en Málaga, afirma que la mañana antes de la huelga de los taxistas hubo una reunión para adelantar la vista prevista para el mes de marzo y elaborar una propuesta para solucionar la situación. Considera que el paro, propiciado por la recepción de clientes en el aeropuerto por parte de taxistas de otros municipios, afecta no sólo a Málaga, sino a todo el sector, por lo que necesita “consensuarse con un mínimo de responsabilidad previa”.

El delegado de Fomento en Málaga, Manuel García Peláez, mantiene que la negociación con los representantes de los taxistas, prevista para mediados de esta semana, se realizará con datos reales que certifiquen cuál es la utilización de los taxis tanto en el aeropuerto como en la capital, a fin de elaborar una propuesta que garantice la competencia leal y el respeto. Sin embargo, mantiene que “es complicado, es una carta que se tiene que repartir y evidentemente si a alguien le quieres dar un trozo se lo quitas a otro. Buscaremos una solución que perjudique lo mínimo, viable y que garantice un servicio de calidad para los usuarios”.

Visita el artículo original.