Descargar PDF

La flota de autobús se reforzó ayer con traslados continuos al aeropuerto y al Palacio de Deportes

A las 6:00 finalizaba el paro total del taxi en la ciudad, decretado por sorpresa y de forma improvisada por los autónomos del sector el pasado viernes. Desde esa hora, en el aeropuerto está previsto que se mantenga huelga indefinida, por lo que no se prestará ningún servicio, y en el resto de la ciudad trabajarán la mitad de taxis de lo habitual, “una cobertura más que suficiente para cubrir la demanda”, especificó el presidente de Aumat (Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi), José Antonio Mate.

En el que será el cuarto día de huelga en el sector, la ciudad recuperará, en parte, la normalidad, mientras los taxistas esperan que la Junta de Andalucía se pronuncie sobre el conflicto que ha llevado a esta situación, el decreto 11/85, que permite a los taxistas de otros municipios, previa contratación, recoger a clientes en el aeropuerto, pero impide a los de la ciudad ir a otras localidades.

La reunión mantenida el pasado sábado entre representantes del sector, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, en la que esta última se comprometió a presentarles una propuesta “lo más pronto posible”, en unos días, no acabó por convencer al sector para que desconvocara la huelga, por lo que la mantendrá el paro total en el aeropuerto hasta que llegue ese encuentro con la Dirección General de Movilidad y se sienten a estudiar la propuesta final que preparan los técnicos de la Administración autonómica. El presidente de Aumat aseguró ayer que el delegado de la Consejería de Vivienda y Fomento en Málaga, Manuel García, aún no se había puesto de nuevo en contacto con los representantes del sector para indicar la fecha concreta.

Los taxistas llevan unas semanas realizando paros todos los viernes de 11:00 a 12:00 en el aeropuerto a la espera de que se materialice una propuesta que fue anunciada por la Junta hace un año, cuando los taxistas convocaron una huelga en Semana Santa, que fue desconvocada bajo ese compromiso. El pasado mes de junio, la Junta le propuso al sector el “principio de reciprocidad modulada”, por el que los taxistas de la capital podrían, previo contrato, acudir a un municipio para recoger a clientes y trasladarlos al aeropuerto, pero ésta aún no se ha materializado   

Taxis aparcados en el aeropuerto sin prestar servicio, el viernes, primer día de huelga.

Por otra parte, la huelga de taxistas ha obligado al Ayuntamiento y a la empresa malagueña encargada de la movilidad de equipos, árbitros y autoridades en la Copa del Rey de Baloncesto a reforzar su flota. La empresa malagueña Autobuses Paco, agente autorizado de movilidad para la Copa del Rey de Baloncesto, reforzó su flota en un 50% y estableció servicios más permanentes en los hoteles donde se hospedan los participantes y demás colectivos de la organización, según informaron en un comunicado. También se fijaron traslados continuos al aeropuerto de Málaga y al Palacio de Deportes Martín Carpena, para que los horarios se siguieran cumpliendo.

Visita el artículo original.