Descargar PDF

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, insiste en la voluntad de acuerdo mostrada desde el gobierno autonómico

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, ha rechazado la “huelga salvaje” que, a su juicio, convocaron los taxistas de Málaga capital a raíz del conflicto en el aeropuerto malagueño, aunque ha insistido en la voluntad de acuerdo mostrada desde la Junta de Andalucía.

En declaraciones a los periodistas, Rodríguez ha dejado claro que “cualquier actuación como la que están practicando los taxistas en Málaga tiene un efecto negativo en el sector turístico”.

Así, a su juicio, se trata de “una huelga salvaje que no cubrió ninguno de los pasos necesarios y que están establecidos en el ordenamiento vigente para que los trabajadores puedan ejercitar su derecho a la huelga”.

El consejero ha indicado que “el tema es complicado, con independencia del contenido y del fondo de sus reivindicaciones, y sobre lo que la Consejería de Fomento y Vivienda está dispuesto a trabajar, de hecho hay una reunión el próximo viernes para intentar llegar a un acuerdo”.

No obstante, ha insistido en que “en absoluto” está de acuerdo con “el instrumento de una huelga salvaje, coincidiendo con un evento tan importante como es la Copa del Rey de Baloncesto o la Conferencia Samsung; con ese método no podemos estar de acuerdo en absoluto”.

Ha explicado que “los elementos de fondo y las razones de fondo que pueda tener el sector del taxi de Málaga ciudad hay que ponerlo sobre la mesa, en una negociación y discusión donde intervienen muchos factores, pues los taxis de Málaga son una parte y unos intereses los taxis de la provincia son otra parte y otros intereses”.

Reconoce en ese sentido que “es difícil conciliar intereses contrapuestos, pero la Consejería de Fomento y Vivienda nunca se ha negado al diálogo y se han dado fechas concretas para que el diálogo se materialice”, tras lo que ha recordado la reunión del próximo viernes donde espera que “se llegue a un acuerdo”.

“Ese es el objetivo, llegar a acuerdo, que el conflicto desaparezca y normalizar la situación de un servicio público”, ha aseverado el consejero, para el que el fin del conflicto “es la mejor noticia que podamos tener desde la perspectiva turística”.

Visita el artículo original.