Descargar PDF

La Junta recibirá a los taxistas el viernes en Sevilla para buscar una salida – Sólo trabajará la mitad de la plantilla y el aeropuerto seguirá sin servicio

 

La ausencia de un calendario de reuniones para buscar una solución a la protesta de los taxistas de Málaga condena a la huelga a mantenerse esta semana. De hecho, se mantendrá al menos hasta el viernes. La Junta de Andalucía ha citado a los representantes del taxi de la capital al final de la semana para buscar una solución al servicio en el aeropuerto. Mientras tanto, el paro se mantendrá de forma total en el aeropuerto y sólo prestará servicio la mitad de la flota en la capital.

El origen de esta huelga hay que buscarlo en la oposición del sector al llamado decreto 11/85, que permite a los taxis de otros municipios recoger pasajeros en el aeropuerto de Málaga con contrato previo, pero no así a los taxistas de la capital hacer lo mismo con clientes de otros municipios.

Aumat y Taxi Unión, las principales entidades que agrupan a los taxistas autónomos de la ciudad, reclaman históricamente una solución a esta situación. En junio se llegó a un acuerdo con la Junta de Andalucía para estudiar la llamada «reciprocidad modulada», que permita cierto margen de actuación, aunque no se ha avanzado nada desde entonces.

La reunión del viernes, que será a las 10.00 horas en Sevilla, permitirá abordar de lleno una solución al conflicto tras los primeros intentos durante el pasado fin de semana y después de que se iniciara el paro de forma improvisada el viernes por la mañana tras las denuncias puestas por la Policía Local durante una concentración en protesta por el decreto 11/85.

El presidente de Taxi Unión, Francisco Soria, lamentó que la reunión sea el viernes, lo que «alarga la resolución del conflicto de forma innecesaria». Esta situación, además, no ayuda a calmar los ánimos, como aseguró Soria, quien reconoció que «los ánimos están muy caldeados».

El presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), José Antonio Mate, declaró que esta es una «reivindicación histórica», insistiendo en que el Gobierno andaluz no ha cumplido el acuerdo que se alcanzó en junio.

El aeropuerto de Málaga continúa sin servicio de taxi desde el pasado viernes y así continuará mientras se mantenga la huelga del sector.

 

El responsable del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, pidió «responsabilidad» a los taxistas y apuntó: «Sabemos que es una situación complicada, pero la Junta está actuando con responsabilidad, por lo que pedimos lo mismo al sector».

 

El aeropuerto de Málaga continúa sin servicio de taxi desde el pasado viernes y así continuará mientras se mantenga la huelga del sector. Gregorio Torres

Manuel García Peláez, delegado de Fomento, insistió en que se trata de «un problema que lleva bastante tiempo», ya que el decreto «data de 1985 y estamos en 2014». Además, reconoció que «el problema surge ahora con especial virulencia como producto de la situación de crisis que vive la provincia».

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ofreció ayer a mediar en el conflicto y tratar de convencer, si fuera necesario, a ayuntamientos o taxistas de otros municipios que pudieran sentirse afectados por las medidas de reciprocidad modulada que, a priori, plantee la Junta. «Ahí estaré en lo que pueda ser útil», apostilló el regidor malagueño./La Opinión

 

Visita el artículo original.