Descargar PDF

La asociación andaluza del taxi accesible que dirige Francisco Álvarez y agrupa a unos 68 titulares de eurotaxis protesta hoy ante el Pleno del Ayuntamiento “por los incumplimientos del alcalde y de su delegado de Movilidad, Juan Bueno” respecto a las subvenciones que se prometieron al gremio para 2013. “Nos están engañando” aún cuando “el alcalde se salió de un Pleno para prometernos una subvención de 1.700 euros que no se ha cumplido hasta la fecha y el delegado Bueno prometió reunirse con el colectivo en febrero”, se quejaba ayer Álvarez. 

El presidente lamenta que “no hay negocio para ampliar la flota hasta los 110 taxis adaptados” obligando a los nuevos titulares a tener Eurotaxis, como prevé el plan del Ayuntamiento aprobado con el acuerdo de las asociaciones mayoritarias del taxi y argumentó que un estudio interno del sector revela que los eurotaxis tuvieron 40 servicios diarios en diciembre de 2013, que no da ni para uno diario para los 68 profesionales. “Es una sinrazón llegar a los 110″, protestó. Álvarez interpreta que Europa “recomienda” un 5% de flota de taxis adaptados, pero no obliga. El gremio señala los elevados gastos que soportan: 6.000 euros en combustible al año, según sus cálculos, y 30.000 euros para adaptar el vehículo. A los nuevos se les paga la mitad de la adaptación.

Visita el artículo original.