Proponen destinar la penalización a arreglar los desperfectos.

Taxis en reparación en la cooperativa del taxi, el mayor taller de España. CARLOS ROSILLO | EPV

Durante las fiestas de San Fermín miles de personas utilizan el taxi para desplazarse en Pamplona. Es precisamente en esa época cuando los taxistas sufren más vómitos en sus vehículos. Por esa razón, estos trabajadores piden al Ayuntamiento que sancione con 60 euros a quienes vomiten dentro del vehículo durante un trayecto. Con este dinero, dicen, pagarán los desperfectos causados y el tiempo que emplean en limpiar el vómito perdiendo la posibilidad de recoger a más clientes. Los taxistas de esta ciudad también quieren aumentar el precio de bajada de bandera de dos euros en un día normal, a 10 durante San Fermín. El ayuntamiento lo estudiará, aunque se inclina por congelar tarifas

Publicado por el País.