Descargar PDF

PONTEVEDRA. La Policía Local de Pontevedra ha intensificado el control de taxistas de otros municipios para evitar servicios ilegales en la ciudad. Es la respuesta de los agentes a las denuncias efectuadas por el colectivo de autopatronos de la capital, que ha llamado la atención sobre supuestos viajes irregulares por parte de compañeros de otras localidades, como Marín y Poio.

El Concello capitalino ha iniciado la tramitación de un expediente sancionador a un taxista marinense por realizar en un mismo día dos viajes con origen y destino Pontevedra, una práctica que incumple la actual normativa, que impide que un empleado del sector trabaje en circuito cerrado en un municipio distinto al que reconoce su licencia de actividad.

El portavoz municipal, Raimundo González Carballo, explicó ayer tras la Xunta de Goberno local que el infractor se expone a una multa de entre 401 y 2.000 euros por realizar estos dos servicios el pasado 17 de enero. El primero de ellos, ocurrido a las 12.30 horas, se produjo entre San Amaro y el Camiño de Ferro (justo detrás de la Praza 8 de Marzo, muy próxima a la estación de tren). El segundo tuvo lugar a las 13.50 horas entre este último punto y la calle Rosalía de Castro. «Ó parecer transportaba a dúas persoas. A unha delas deixouna en Rosalía de Castro, momento no que foi identificado o taxista, pero a outra non sabemos onde a deixou», apuntó el edil.

El portavoz de uno de los colectivos de taxistas en Pontevedra, José Crespo Boullosa, aseguró ayer que la realización de servicios irregulares no es una novedad en la ciudad. «Cremos que hai máis casos», afirmó.

Otra de las posibles ilegalidades podría estar relacionada con los trayectos que taxis de otras localidades realizan a Pontevedra para transportar personas con destino a otros municipios como, por ejemplo, Marín o Poio. Según Crespo Boullosa, en estos casos, los autopatronos deben llevar consigo una hoja de ruta que justifique el contrato con el cliente que ha solicitado este servicio. De esta forma se evitaría cualquier tipo de sanción.

El sector inicia el año con más gastos y menos clientes

El presidente de Radio Taxi en Pontevedra, José Crespo Boullosa, tildó ayer de «preocupante» la situación por la que atraviesa el sector en la capital provincial, que ha iniciado el año con más gastos y menos clientes.

Desde el pasado mes de enero, los autopatronos han visto incrementados los impuestos de los carburantes en una media del dos por ciento a través del céntimo sanitario, un impuesto con el que la Xunta pretende financiar el sistema autonómico de salud.

Visita el artículo original.