Movilidad y el sector del taxi crean una mesa de trabajo para velar por el compromiso 30/1

R. L. V. | València 17.01.2019 | 22:07

València limitará las licencias VTC en la ordenanza como reclama el taxi

València limitará las licencias VTC en la ordenanza como reclama el taxi

El Ayuntamiento de València se comprometió ayer con el sector del taxi a incluir una disposición adicional en la nueva Ordenanza de Movilidad (que podría aprobarse inicialmente en el Pleno de enero), en la que se velará por el cumplimiento de la regla 30/1, es decir, que por cada 30 licencias de taxistas circulando, solo haya una para vehículos de alquiler con conductor, las denominadas VTC.

La reunión mantenida ayer por el concejal de Mobilitat Sostenible, Giuseppe Grezzi, con representantes de las principales entidades en defensa del taxi se produce en la misma semana que Uber ha desembarcado en la ciudad.

El sector del taxi mostró su satisfacción por el compromiso del Ayuntamiento y por la creación de una mesa de trabajo que se puso en marcha ayer y que debe analizar la evolución del conflicto entre taxistas y las empresas con licencias VTC.

«En diciembre pasado nos reunimos el alcalde y yo mismo con las asociaciones del taxi para constituir una mesa de trabajo. Hoy (por ayer) hemos hecho esta constitución donde hemos analizado el calendario de trabajo, sobre lo que incluirá la ordenanza y la regulación de las VTC. Yo les he trasladado que ya en la ordenanza vendrá recogido mediante una disposición adicional en la que recogemos que el ayuntamiento velará por el cumplimiento de la proporción que hay entre el taxis y las VTC. A partir de la aprobación de la ordenanza, vamos a trabajar los próximos meses para ver cómo velamos por ese compromiso. Y luego vamos a analizar cómo evoluciona la cuestión», explicó Grezzi.

Fernando del Molino, presidente la Federación Sindical del Taxi, agradeció a la concejalía y al Ayuntamiento «la implicación que tiene con todos los sectores del transporte de viajeros y en concreto del taxi» y se mostró «convencido» de que llegarán «esas medidas para diferenciar ambos sectores y evitar esa captación ilegal que estamos viendo en otras ciudades». «València será pionera en esta gestión de las modificaciones normativas y esperemos que no solo se queden en intenciones», advirtió.

Por su parte, Ismael Arráez, presidente de la Asociación Gremial, se mostró también agradecido con el concejal Grezzi y el ayuntamiento y explicó que los matices de la reunión «si se llevan a buen fin, son necesarios». En cuanto a las medidas concretas que pide el sector del taxi, Del Molino explicó que principalmente es «que se aplique el criterio de proporcionalidad en base a las competencias que tienen el Ayuntamiento».

Quieren que haya un registro de todos los servicios que prestan las VTC y explicó que están «contrastando» la interpretación normativa «para ver hasta dónde podemos llegar», con la idea de exigir que las VTC no puedan estacionar en la vía pública, que estén geolocalizados «para que no puedan estar dando vueltas y congestionando el tráfico» de la ciudad «haciendo una captación ilegal». «La VTC no es un servicio urbano, tenemos que devolverla a su origen que es básicamente el transporte interurbano», señaló Arráez.

El decreto ley avanza

Por otra parte, la Generalitat abrió ayer el periodo de consulta pública previo al proyecto de Decreto ley del Consell por el que se regulan las condiciones de prestación del servicio de arrendamiento de vehículos con conductor.

Publicado por El Levante.