La sociedad que explota la plataforma de VTC registró beneficios por primera vez

Una mujer abre la puerta de un coche VTC de Cabify.
Una mujer abre la puerta de un coche VTC de Cabify.

RAMÓN MUÑOZMadrid – 24 DIC 2020 – 09:17 CET

La cabecera de Cabify en España, la sociedad Cabify Mobility International, registró unos ingresos de 2,4 millones de euros en 2019, un 31% menos que en el ejercicio anterior, mientras que el resultado neto arrojó unas pérdidas de 34,1 millones de euros, frente a los 209.000 euros que perdió en 2019, según consta en sus cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil. La principal causa de este incremento de pérdidas son créditos con empresas del grupo por la reordenación de inversiones en Latinoamérica.

El resultado de explotación fue negativo en 739.000 euros, frente a los 452.000 euros negativos registrados en 2018.Thanks for watching!PUBLICIDAD 

Hasta 2017, Cabify Mobility International se encargaba de gestionar las participaciones de algunas de sus filiales internacionales, como las de México, Brasil, Portugal, Chile, Perú o Japón, entre otras. En enero de 2018 se convirtió en socio único de la española, y solo tiene por encima la matriz radicada en Delaware (EE UU), Maxi Mobility Inc.

De Cabify Mobility International cuelgan societariamente Maxi Mobility Spain, Mobilitas Futurus, Movo Miau Miau Internacional, Murchi Car y Global Turner. La primera es la que registra la actividad propia de la plataforma de transporte de pasajeros a través de los vehículos de transporte concertado (VTC). En 2019, la plataforma alcanzó la rentabilidad por primera vez en su historia, con unos beneficios de 2,7 millones de euros. Sus ventas alcanzaron los 223 millones de euros, lo que supone un incremento del volumen de facturación del 54% respecto a la cifra de 2018, que se situó en 144,8 millones.

En cuanto a la tributación de la compañía, mientras que la matriz no paga impuesto de sociedades al estar en pérdidas, Cabify Mobility International aumentó un 60% su tributación, alcanzando los 12,8 millones de euros, de los que 8,3 millones corresponden a IRPF y Seguridad Social. La firma ha consolidado la contribución neta en el IVA, duplicando el volumen de recaudación, y generado por primera vez una base imponible positiva en el Impuesto sobre Sociedades.

La estructura de personal de la cabecera es mínima, con tan solo 12 empleados mientras que la plataforma de VTC contaba con una plantilla media a cierre de 2019 en España de 400 empleados.

Publicado por el Pais.