Descargar PDF

Los 1.434 taxistas de la capital deberán decidir el lunes si aceptan la reciprocidad modulada propuesta por la Dirección de Movilidad

Pese a que la Dirección General de Movilidad de la Consejería de Fomento se plegó el viernes a las exigencias de los taxistas malagueños y a que éstos desconvocaron horas después la huelga indefinida que venían llevando a cabo desde el pasado 7 de febrero, representantes del colectivo han querido dejar claro que no hay nada pactado aún.

«El sector del taxi malagueño no ha firmado ni cerrado ningún acuerdo con la Junta», ha explicado a este periódico el presidente de la Asociación Unificada de Autónomos del Taxi (Aumat), José Antonio Maté. De hecho, los 1.434 taxistas de la capital están llamados el próximo lunes a una asamblea en la que tendrán que decidir si aceptan o no la propuesta.

La «tensa calma» que se venía produciendo durante la última semana ha pasado a un segundo plano tras la reunión del viernes en Sevilla, que duró cinco horas. El resultado fue la promesa «por escrito» de la Dirección de Movilidad de aplicar la reciprocidad modulada que pactara con este colectivo en junio de 2013 y que no había hecho efectiva aún.

Sin embargo, Maté ha precisado que el sector debe «analizar en profundidad la propuesta», que permitiría a los profesionales de la capital recoger clientes por precontratación en otros municipios de la provincia para llevarlos al Aeropuerto de la Costa del Sol.

El presidente de Aumat ha indicado que la reciprocidad modulada, que empezaría a aplicarse dentro de unos tres meses, tendría una vigencia de tan sólo dos años y estaría condicionada a partir de ese momento a la creación por parte de la Junta de un Área de Prestación Conjunta, que «no quieren otros municipios, tanto de un lado de la Costa como del otro».

Esta zona especial permitiría trabajar por precontratación en el aeródromo malageño y también en la Estación de Tren María Zambrano a los taxistas de fuera de la capital, mientras que los locales podrían ir a recoger también mediante esta fórmula a viajeros que necesiten desplazarse a alguna de estas instalaciones.

«El lunes estudiaremos el tema y haremos una contrapropuesta a la Junta», ha explicado Maté, que no parece del todo de acuerdo con el apaño que ha buscado el Gobierno andaluz al objeto de no derogar el decreto 11/85 que regula el servicio del taxi en la comunidad. La reunión tendrá lugar a las 17:00 horas en el Palacio de Congresos de Málaga.

Vuelta a la normalidad

En cualquier caso, el servicio de taxis volvió el viernes por la noche a la normalidad, tras una semana de paro total en el Aeropuerto y parcial en el resto de la ciudad. Maté ha denunciado además que muchos taxis «piratas» han aprovechado la coyuntura para ofrecer sus servicios en el aeródromo.

«Hemos pillado todos los días a alguno, con la excusa de que venían a recoger a sus familiares», ha explicado el responsable de Aumat. Sus compañeros han estado vigilantes para detectar estos casos fraudulentos, que han denunciado ante el nutrido contingente de policías destinado durante esta última semana en el Aeropuerto.

Por último, ha quitado hierro a los incidentes aislados que se han generado con algunos taxistas de fuera de la capital. «Durante una semana parados en el Aeropuerto se han congregado muchos taxistas, pero no ha pasado nada reseñable», ha finalizado. Cosas de la «tensa calma».

Visita el artículo original.