Se intensifican los controles “anti pirata” en la recta final del verano

La Policía Portuaria de Barcelona ha iniciado una campaña de control de VTCs y transfers, con el fin de comprobar que su servicio se realiza conforme a la ley. En Madrid, el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas también está siendo escenario de inspecciones para luchar contra el intrusismo.

 

Con estos controles se espera detectar prácticas no amparadas por la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre que representen un intrusismo para el sector del transporte de viajeros y para el del taxi. La campaña, que se extenderá hasta finales de agosto, se centrará alrededor del muelle Adosado y el muelle de Barcelona, donde atracan el grueso de barcos de crucero.

 

El Puerto de Barcelona tiene previsto repetir estos controles a lo largo de toda la temporada de cruceros para garantizar que los servicios de transporte que operan a las instalaciones portuarias se ajusten a la normativa.

 

93 denuncias en Madrid

 

Desde que se puso en marcha el Plan de Inspección del Transporte 2014, la Unidad Integral de Distrito de Barajas ha inspeccionado en el aeropuerto 83 VTC e impuesto 93 denuncias por diversas infracciones.

 

Además, la Policía Municipal también realiza a diario controles de vehículos autotaxis. En el primer semestre de este año ha efectuado 1.585 inspecciones e impuesto 176 denuncias a estos vehículos

Publicado por la Gaceta del taxi