quieren evitar su regularización

TEKNAUTAS

UNIÓN EUROPEATAXI

Las entidades representantes de los taxistas españoles -la Confederación del Taxi de España (CTE), Fedetaxi y Unalt- han mantenido este martes una reunión con el eurodiputado del PP y portavoz de transportes en el Parlamento Europeo, Luis de Grandes, con el fin de buscar su apoyo para “frenar” las aspiraciones de regularización de aplicaciones “ilegales” como Uber y Uber Pop.

Se trata de la primera de las reuniones que estas organizaciones mantendrán a lo largo de la semana con representantes españoles de diversos grupos parlamentarios europeos. En este primera reunión, De Grandes ha manifestado una “clara voluntad” política de que estas aplicaciones se sometan en todos los casos tanto a la legislación europea, como a la estatal, según los representantes del sector del taxi.

Las organizaciones han explicado que el mensaje recibido ha sido “tranquilizador” respecto a la posición del Grupo Popular en Europa, que se ha mostrado “abierto” a la cooperación con otras fuerzas políticas para frenar cualquier intento por parte de las aplicaciones ilegales de operar en el mercado de modo “desleal y haciendo dumpingsocial y fiscal”.

Según los representantes del taxi, las actividades ilegales como la de Uberpop son un peligro para el Estado de Derecho

Los representantes de los taxistas españoles han mostrado su “voluntad” de seguir trabajando a nivel europeo para concienciar tanto a las autoridades como a la sociedad del peligro para el Estado de Derecho que suponen actividades ilegales como la de Uberpop, al “sustraer ingresos a las arcas públicas y Seguridad Social, infringir las leyes de transporte y poner en riesgo la seguridad vial y jurídica de los usuarios”.

Estas organizaciones han advertido de que debe existir “un escrupuloso control de cumplimiento de la legalidad”. En este sentido, los representantes de los taxistas han recalcado la importancia de que las actividades de Uberpop deban seguir siendo denunciadas ante los tribunales de cada estado. No obstante, según han declarado “se ha echado en falta la escasa inspección que ha encontrado Uber tanto por las comunidades autónomas, como por la Dirección General de Tráfico y la Hacienda española”.

Asimismo, en esta reunión también se han realizado y puesto en común algunas propuestas para poner en valor el taxi como un servicio público de “calidad y eficacia” para los ciudadanos de la Unión Europea.

Publicado por el confidencial.