El clásico taxi negro, mas conocido como “Black Cab”, tendrá que ser 100% ecológico  y con cero emisión de contaminantes en el año 2018, de acuerdo con los planes del Ayuntamiento de Londres.

Cinco compañías trabajan en el desarrollo y prototipos de taxis eléctricos, híbridos y de tecnología solar para sustituir a los vehículos tradicionales de motor diesel.

Las empresas Frazer-Nash, Nissan, Karzan, Mercedes y London Taxi Company -la creadora del famoso “Black Cab”- presentaron este jueves los nuevos prototipos a la prensa, inversionistas y al alcalde de la ciudad, Boris Johnson.

El político del Partido Conservador confió en que “estos taxis van a venderse en todo el mundo”.

Los planes para renovar la flota vehicular requerirá que todos los taxis nuevos cumplan con la norma de emisión cero a partir del 1 de enero de 2018.

Entre los prototipos que fueron presentados este jueves, la compañía Frazer-Nash desarrolla un taxi 75% menos contaminante en emisión de partículas CO2, comparado con los taxis que circulan en la actualidad, además serán más espaciosos con siete asientos para pasajeros en lugar de cinco.

Por su parte, la automotriz turca Karsan desarrolla un taxi eléctrico con una plataforma para subir una silla de ruedas, carritos de bebé o equipo pesado.

El objetivo del alcalde de Londres es introducir una zona de baja emisión de contaminantes en el centro de esta ciudad para el año 2020.

Uno de los retos será otorgar incentivos fiscales a través del Green Investment Bank -que cuenta con fondos gubernamentales de 4.600 millones de Euros para facilitar créditos a los taxistas.

 

 

Visita el artículo original.