El taxi de Valencia luchará contra Uber por ser “totalmente ilegal”

Las principales asociaciones de taxi de Valencia consideran  “totalmente ilegal” la aplicación para compartir coche UberPop, que comenzó a funcionar la última semana de octubre en la capital del Turia y anuncian que demandarán a una empresa “que no cumple las reglas del juego”.  

 

Valencia es la tercera gran ciudad española donde irrumpe envuelta en la polémica esta app que pone en contacto a conductores particulares con usurarios para realizar traslados por carretera. La primera incursión fue en Barcelona el pasado abril y desde entonces no han cesado las protestas del sector del taxi.

 

Ahora desde Valencia, Santiago Fraile, presidente de la asociación Gremial, recuerda a EFE que el Ministerio de Fomento ha declarado ilegal esta app y lo mismo los jueces, “y la están sancionando cada vez que la pillan”. Fraile ha criticado la “prepotencia” con la que actúa la aplicación y su forma de entrar en las ciudades -“a bombo y platillo” provocando “la reacción de los taxistas para que les hagamos una campaña publicitaria”.

 

También ha advertido del “grave problema” que suponen “los vehículos ilegales” que carecen de conductores cualificados profesionalmente y de seguro de responsabilidad civil, y cuando se produce algún incidente, el usuario es “el más desprotegido de todos”.

 

En su opinión la solución a este asunto está “en los juzgados” y aunque estos “no funcionan todo lo rápido” que deberían, ya existen demandas presentadas contra Uber en Madrid.

 

Fraile ha insistido en que los usuarios están “totalmente desprotegidos” y que la aplicación “perjudica gravemente” al sector del taxi porque “no respeta las reglas del juego: no paga impuestos, no tiene autorización administrativa, y no cumple los muchos requisitos que nosotros sí cumplimos”, recalca.

Los conductores no pueden hacer este servicio, en opinión del representante de Gremial  y por ello las demandas se presentarán contra ellos por incumplir la normativa.

 

En relación a las declaraciones de la consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, sobre la necesidad de “un marco legal que respete las normativas y permita competir en igualdad” con el taxi, la Gremial las califica de “desafortunadas” y las atribuye a “su probable desconocimiento” sobre este asunto.

 

En el mismo sentido se ha pronunciado la Federación Sindical del Taxi, (FST) Fernando del Molino, organización integrada por más 1500 taxistas. “No sabe lo que dice”  señaló en relación a estas palabras de la  Consejera.

 

Desde la Federación defienden que se debe luchar contra la ilegalidad. Debe ser la aplicación la que entre en la normativa existente, no que la normativa se amolde a esos servicios, asegura del Molino. El presidente de la FST también ha anunciado que se está estudiando la presentación de demandas y no descartan “ninguna medida” contra la empresa.

 

 

Por su parte la Asociación Empresarial del Taxi,  a través de su presidenta, Sonia Viudez, ha asegurado que no habla de esta app “para no darle publicidad”, pero si ha sido clara al  afirmar que se presentará una demanda contra esta aplicación en el ámbito nacional. “El transporte que hacen no es legal, y las asociaciones nacionales irán donde tengan que ir, también a los tribunales comunitarios”, concluye

Publicado por la Gaceta del taxi.