Hangry, una startup que pretende convertir los vehículos VTC y taxis en lugares donde comprar y probar nuevos productos y que está impulsada por la aceleradora de Juan Roig, ha captado un millón de euros en una ronda de inversión en la que han participado, entre otros, los ‘business angels’ Martín Varsavsky y Félix Ruiz.

Creada por Wassim Berro y Maurice Karam, la empresa nació como un proyecto académico y ha conseguido ya su primera inversión de capital semilla en la que los principales inversores han sido Demium Start-ups, Sego Finance, Archipélago Next y ‘business angels’ como Martín Varsavsky y Félix Ruiz.

La empresa, que actualmente opera en Madrid y tiene previsto expandirse a Valencia y Barcelona a lo largo de este año, ofrece que los pasajeros lean el código QR mostrado en el vehículo con la cámara de su teléfono o acceden a su página web (sin necesidad de descargar una aplicación), exploren el menú y puedan comprar.

Publicado por Las Provincias.