El Juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla, finalmente, ha sobreseído las diligencias incoadas por la denuncia relativa a las supuestas amenazas, coacciones o agresiones protagonizadas por parte de un colectivo de taxistas en un presunto intento de acaparar la clientela del Aeropuerto hispalense, según ha avanzado este miércoles ‘Diario de ‘Sevilla’ y han confirmado a Europa Press fuentes judiciales.

Las diligencias incoadas por el Juzgado de Instrucción número 13 derivaban de la denuncia promovida por la Fiscalía, a cuenta de los hechos que varios taxistas, entre ellos Juan Martín Caparrós, presidente de la asociación Foro Taxi Libre, habían elevado al propio Ministerio Público. Un total de nueve taxistas, entre ellos Enrique Filgueras, presidente de la asociación Solidaridad del Taxi, figuraban como imputados en las actuaciones.

Enrique Filgueras, en ese sentido, había manifestado a Europa Press, tras comparecer como imputado, que en ningún momento han mediado actuaciones para “dificultar” el trabajo de determinados taxistas en el aeropuerto, negando así las coacciones y amenazas denunciadas. Filgueras remitía a las propias actas de declaraciones de los denunciantes y, merced a las mismas, defendía que en todos los casos los incidentes relatados corresponden a situaciones vividas en la “parada de salida” del aeropuerto al intentar ocupar la misma taxistas que no estarían respetando los descansos programados o que operaban supuestamente merced a un servicio “concertado”.

 Así, Filgueras recordaba que en el aeródromo funciona una parada de taxis para los servicios concertados y la tradicional parada “de salida”, asociada al desembarco de viajeros. De este modo, insistía en que todos los incidentes relatados estarían relacionados con una supuesta invasión de la “parada de salida” a manos de taxistas que habrían acudido al aeropuerto alegando un supuesto servicio concertado. “Esa es la trampa de la denuncia”, había enfatizado.

 

FUENTE: Europa Press

Visita el artículo original.