Descargar PDF

El sector asegura que es víctima de hurtos cada día en Córdoba

“Todos los hurtos y robos detectados en este auto-taxi serán denunciados”. Ese es el mensaje que se podrá leer en las pegatinas que desde hoy lucirán los taxis cordobeses y andaluces dentro de una campaña en colaboración con la Policía Nacional “para disminuir una lacra que tiene el sector: el hurto o el impago del servicio, que en estos tiempos de crisis se ha incrementado de una forma bestial”, según aseguró ayer Miguel Ruano, presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi.

Ruano, que aseguró que los taxistas son víctimas de hurtos a diario y en mucha menor medida de robos, explicó ayer en la presentación de la campaña que esta no solo es disuasoria para quien pretenda cometer el delito sino que también intenta convencer al sector de la necesidad de denunciar aunque la cuantía sea pequeña. En esta línea, el comisario de Operaciones de la Policía, Francisco J. Jurado, añadió que “tratamos de que desaparezca la cifra negra de delitos”, es decir, que afloren “para saber qué pasa y dónde pasa, porque si no lo sabemos no podemos poner los medios para evitarlo”. De su lado, el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, animó a que “ningún hecho delictivo quede sin denunciar”.

Ruano insistió en que “con la crisis ha aumentado la picaresca de usar el taxi y no pagarlo”, algo para lo que se emplea desde la simple carrera, a dejar un paquete vacío como garantía de cobro o pretender dejar un niño en el coche mientras van a buscar dinero, algo que el taxista, evidentemente, rechaza. El perfil, además, es amplio, aunque en fin de semana aumenta el de jóvenes que se han quedado sin dinero tras salir de copas.

Visita el artículo original.