Giuseppe Grezzi acuerda con los taxistas la obligación de contratar estos vehículos con al menos una hora de antelación

J. P. | València 21.10.2019 | 23:43

Reunión de la Mesa del Taxi en el Ayuntamiento de València.

Reunión de la Mesa del Taxi en el Ayuntamiento de València. levante-emv

El Ayuntamiento de València incorporará a la Ordenanza de Movilidad recientemente estrenada una regulación del Taxi y de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC), que tendrán que ser contratados con una hora de antelación como mínimo. De esta forma, el ayuntamiento cumple su promesa de endurecer la normativa de la Generalitat Valenciana, que establecía ese tiempo previo de contratación en 15 minutos, lo que ya hizo que la compañía Uber abandonara la ciudad. En la actualidad, solo opera Cabify.

La decisión de incorporar la regulación de los VTC a la ordenanza municipal se adoptó ayer en la Mesa del taxi del Ayuntamiento de València, donde están representados el ayuntamiento y las asociaciones del taxi, pero no los representantes de los vehículos de transporte con conductor. En la reunión, presidida por el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, también se pactó la creación de una mesa de trabajo técnica, que contará con representación del sector del taxi y personal técnico de la Concejalía, «para abordar de manera eficaz las cuestiones que se incluyan en la ordenanza con el objetivo de garantizar el servicio público del taxi, sector clave para la movilidad urbana», precisó el ayuntamiento en un comunicado. Las empresas de VTC tampoco estarán en esa comisión técnica.

Acuerdo de abril

Este proceso se inicia después de que el pasado 18 de abril la Junta del Gobierno Local aprobara una moción, impulsada por Giuseppe Grezzi a petición del sector del taxi, para introducir con la mayor brevedad posible las modificaciones necesarias sobre la prestación del servicio de transporte público discrecional de personas viajeras mediante arrendamiento de vehículos con conductor.

En concreto, la moción estableció que los servicios a prestar por los VTC se contratarán, al menos, con una hora de antelación, «una medida que se enmarca en las competencias que la Generalitat otorga en esta materia a las administraciones locales a través del Decreto Ley 4/2019, de 29 de marzo, que regula este sector», dice el consistorio.

«La Mesa del Taxi muestra nuestro compromiso para trabajar codo con codo con el sector del taxi con el objetivo de mejorar el servicio público del taxi y regular de la manera más eficaz el servicio discrecional de los VTC», explicó el concejal. Esta decisión del Ayuntamiento de València ya hizo que la compañía Uber abandonara la ciudad y quedara únicamente en servicio la empresa Cabify. La medida, en cualquier caso, ha tenido diferente evolución en otros puntos de España.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) suspendió este verano de manera cautelar el reglamento del Área Metropolitana de Barcelona, que estableció, al igual que ahora hace València, la obligación de contratar los VTC con al menos una hora de adelanto. El tribunal, no obstante, no entraba a valorar el decreto y mantenía la obligación de contratar con al menos 15 minutos de antelación. Es decir, la decisión del Ayuntamiento de València y el colectivo del taxi podría verse en una situación similar en caso de recurso ante la justicia.

Presión policial

Además de esta normativa, el consistorio, a través de la Policía Local, está ejerciendo también una fuerte presión sobre los Vehículos de Transporte con Conductor que operan en València. Desde el mes de marzo hasta finales de septiembre se habían impuesto 17 multas a este tipo de vehículos, fundamentalmente por no respetar los tiempos mínimos de contratación o por recoger a personas en las calles en vez de hacerlo desde sus garajes.

Publicado por El Levante.