La plataforma actuará como empresa de transporte lo que, a su juicio, le permite eludir la precontratación de 15 minutos para todos los viajes decretada por la Generalitat

¿Cómo funciona ahora Cabify?


Cabify regresa a Barcelona
Cabify Barcelona (Mané Espinosa)

La empresa Cabify acaba de anunciar que mañana volverá a prestar sus servicios en Barcelona y su área metropolitana. La multinacional española, al igual que la estadounidense Uber, abandonó la capital de Catalunya hace muy pocas semanas, el 28 de enero, nada más entrar en vigor el nuevo decreto ley de la Generalitat que restringe el funcionamiento de las empresas de alquiler de coches con conductor, también conocidas como VTC.

Tanto Uber como Cabify aseguraron entonces que obligarles a trabajar con una precontratación de sus servicios de al menos 15 minutos, la principal novedad de la nueva norma catalana, era del todo inviable. Ahora Cabify, que mantiene su oposición a esta nueva normativa, explica que adaptará su modelo de negocio a ella.

Cabify

La compañía actuará como empresa de transporte en vez de como agencia de viajes

El regreso de Cabify comporta un cambio en su modelo de explotación, que sólo afecta a Barcelona y su entorno. En vez de operar como agencia de viajes –intermediario entre el prestador del servicio y el cliente– lo hará como empresa de transporte. Esto, según la compañía, no impone al usuario restricción alguna al tiempo de precontratación.

El usuario que haya viajado con anterioridad con esta plataforma podrá seguir haciéndolo tras aceptar las nuevas condiciones del servicio. Inicialmente prestará servicio con una flota de cerca de 300 vehículos, un número inferior al que tenía hace un mes y medio, lo que podría comportar demoras superiores a las deseables.

Al actualizar las condiciones del servicio de Cabify, la app muestra un mensaje en el que se indica que “aunque tu primer trayecto tendrás que solicitarlo con 15 minutos de antelación, después volverás a disfrutar del servicio con la inmediatez de siempre”.

Así, a partir de mañana, Cabify, en su nueva condición de empresa de transporte, considera que el usuario deberá contratar con antelación el servicio sólo la primera vez que lo vaya a a utilizar. En las siguientes, a su entender, no será necesario repetir la operación puesto que se trata de su uso. Cuando actuaba como agencia de viajes, en cambio, cada trayecto obligaba a una precontratación.

“Una vez que el usuario acepte las condiciones de contratación y transcurra el periodo de antelación estipulado por la normativa, el usuario de Cabify habrá contratado un servicio de transporte del que puede hacer uso sin necesidad de ir contratando cada viaje”, han explicado fuentes de la compañía.

Cabify no dice nada respecto al reglamento del Àrea Metropolitana de Barcelona, que alarga el tiempo de precontratación del servicio a una hora. Esta norma ha sido aprobada inicialmente y todavía no es de aplicación a los VTC. Pero, según su interpretación, este tiempo igualmente sólo se aplicaría en el primer viaje.

La compañía, que está presente en doce países, sostiene que su regreso a Barcelona tiene como objetivo responder “a su compromiso con la ciudad, sus usuarios, sus empleados, sus colaboradores conductores y toda su red de empresas asociadas”.

Cambio de modelo

El servicio se reinicia con una flota cercana a los 300 coches

Numerosas empresas de alquiler de coches con conductor que prestaban sus servicios a través de las aplicaciones de Uber y Cabify anunciaron despidos masivos mediante expedientes de regulación de empleo como consecuencia de la nueva normativa. Estas empresas anunciaron que reclamarían a la Generalitat indemnizaciones valoradas en más de mil millones de euros. Ahora Cabify dice que “ha venido a rescatar el sector”.

Este regreso no supone que la empresa vaya a desistir en su batalla legal contra las medidas de la Generalitat, una batalla que a buen seguro será larga y farragosa. Cabify asegura que la situación actual es “transitoria” porque está convencida de que los tribunales le darán la razón. De lo contrario, advierte de que volvería a verse forzada a replantearse su continuidad en Catalunya.

Publicado por La Vanguardia.