Las sanciones preparadas por la institución autonómica es de 4001 euros por cada multa

Acabar con el intrusismo en el sector del taxi es uno de los retos con los que cuenta la Junta de Andalucía, y sobre todo los propios trabajadores que llevan años reclamando que se intensifiquen las labores para acabar con estos los denominados como ‘taxis piratas’.

Lo cierto es que durante unos años se realizó un importante incremento de la presión a través de expedientes sancionadores a este tipo de conductores por parte de la administración autonómica que acabó, de alguna forma, con una disminución del intrusismo.

A día de hoy, las sanciones  han bajado bastante con respecto a esa época de importante presión. Así, a lo largo de todo el año 2013 se abrieron un total de 13 expedientes sancionadores con multas de 4.001 euros de los que un total de tres de ellos se han saldado con el precinto de los vehículos por un plazo de 12 meses.

Cabe recordar que en lo que al precinto se refiere, la duración del mismo depende de la reiteración de las infracciones. Así, la paralización del coche en el que se realizan estos desplazamientos puede ser por tres meses, por seis meses  y por doce meses. En esta ocasión todos los que han sido precintados lo han sido en su nivel más alto, demostrando que son reincidentes.

En cuanto a expedientes que se encuentran ya en fase de resolución, son cinco los que ya han entrado en esta fase, siendo uno de estos ‘taxis piratas’ precintado.

Tres de los expedientes se encuentran ya en vía de apremio para su cobro, uno de ellos precintado.

Cierto es que en los últimos dos años el número de expedientes que se ha tramitado por parte de la Delegación de Fomento y Vivienda es inferior al que se realizó en años anteriores. Así, en el año 2012 en la provincia de Almería fueron un total de 37 los expedientes que se abrieron de los que, ocho acabaron con la inutilización del vehículo.

En todo el año 2011 fueron un total de 113 los expedientes que se abrieron por parte de la administración autonómica por realizar transporte público discrecional de viajeros en vehículos de hasta 9 plazas careciendo de licencia para poder realizarlo.

De todos estos expedientes, un total de 50 vehículos acababan siendo precintados por la Junta.

A pesar de que se trabaja desde la Consejería de Fomento y Vivienda contra la presencia de ‘taxis piratas’ a través de sanciones económicas y precintos, lo cierto es que no termina de aportar soluciones reales.

Y es que la mayoría de las sanciones de tipo económico que se interponen por la administración no se suelen pagar por parte de los multados ya que se declaran insolventes y por ello, finalmente no cumplen con sus obligaciones económicas.

En cuanto al precinto de los vehículos, son muchos los casos que se han dado en los que el coche no es titularidad del sancionado e incluso, se ha llegado a realizar este tipo de transporte en vehículos de alquiler, por lo que la inmovilización del coche no tiene el efecto deseado, es decir, servir de elemento disuasorio para estos conductores de taxis ilegales.

 

FUENTE: lavozdealmeria.es

Visita el artículo original.