Los pasados 4 y 5 de abril se desarrollaron en Pamplona las XII Jornadas Nacionales de Defensa de la Competencia en la que hubo una primera mesa redonda bajo el título Los principios de buena regulación en el transporte urbano: taxis y VTC.
Las jornadas fueron inauguradas por el vicepresidente económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, que en su intervención hizo alusión a la preocupación mostrada por AITAN (Asociación Independiente de Taxistas Autopatronos de Navarra) en cuanto a la regulación de las VTC. La asociación había enviado una carta a los miembros del Ejecutivo foral pidiendo que se legislara como habían prometido, bajo documento firmado, durante la modificación de la Ley Foral del Taxi en el mes de noviembre. Sin embargo, no obtuvo respuesta hasta el jueves pasado.
Ayerdi reconoció que todos los grupos políticos del arco parlamentario, “por unanimidad”, trasladaron su apoyo al taxi “en cuanto a servicio público” y explicó la posición actual del Gobierno de Navarra: “Nos parece que lo más prudente antes de tomar decisiones que pudieran tener una conflictividad jurídica, es esperar a ver cómo evoluciona el proceso jurídico en torno a la solicitud de las 100 licencias que tenemos en tribunales, cómo se activa o no esa licencia de 30 VTCs que está concedida y cómo se desarrollan los acontecimientos en el resto del estado”.
El representante del Gobierno de Navarra manifestó, asimismo, en referencia a las 100 licencias a las que dio luz verde el Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, que “deberán denegarlas ya que la solicitud fue presentada bien avanzada el año 2016, fuera de esa ventana temporal entre los años 2013 a 2015”.
MESA REDONDA
Con posterioridad tuvo lugar la primera de las mesas redondas, que contó con la participación de Rafael Allendesalazar, abogado de Uber; Alejandro Requejo, vicepresidente ejecutivo de Compass Lexecon; Joaquín López Vallés, director del Departamento de Promoción de la CNMC; José Luis de Alcaraz, presidente del Consejo de Competencia de Andalucía; y Salvador Milá Solsona, director del Área de Presidencia de la AMB (Área Metropolitana de Barcelona).
En la mesa no hubo ningún representante del taxi, aunque en cuanto se hizo pública la celebración de las jornadas, los siguientes miembros se inscribieron para escuchar y dar voz al gremio: Kiko Asín, presidente de AITAN, de Teletaxi San Fermín y vocal de ANTAXI; Eneko Petrina, vocal de Teletaxi San Fermín; Enrique Oroz, vocal de Teletaxi San Fermín, Jon Iturriaga, abogado de AITAN y Teletaxi San Fermín; César Méndez, responsable de Comunicación de Teletaxi San Fermín; Jesús Fernández y Santiago Simón, representantes de ANTAXI y de la Federación Profesional del Taxi de Madrid; Manuel Andoni Ruiz, representante de ANTAXI y de la Federación Cántabra del Taxi; Javier Vallilengua, representante de ANTAXI y de la Asociación de Taxistas de La Rioja; e Iñaki Pardo, representante de ANTAXI y de la Federación Vasca del Taxi.
La posición de la CNCM en cuanto a regulación de taxis y VTC quedó meridianamente clara. López abogó por una regulación “pensando en el beneficio de los consumidores y usuarios” sin tener en cuenta para nada la situación de desamparo a la que se somete al trabajador, ya sea conductor de un taxi o de una VTC.
Joaquín López, durante su intervención, expresó que el actual Decreto-Ley “limita la capacidad de competir” y abordó las recomendaciones que, desde la CNCM, se plantean, como “evitar discriminaciones en materia de horarios y calendario” o “desarrollar una normativa para que las VTC puedan seguir prestando servicios urbanos en el futuro”.
Más contundente, por poner otro ejemplo, se mostró José Luis de Alcaraz, que finalizó su intervención dejando escapar que en Andalucía (donde actualmente están negociando la nueva normativa) lo que se intenta “es liberalizar el sector o mejor, modernizar el sector”.
Mención aparte merece Rafael Allendesalazar, que basó toda su ponencia en las sentencias de los tribunales a los que acusó de “tener aversión a la desregulación”. El abogado defendió la posición de UBER en el mercado haciendo referencia a una frase atribuible a Travis Kalanick que aprendió cuando entró a trabajar para la multinacional estadounidense: “Innovators shouldn’t have to ask for permission or forgiveness” (los innovadores no tendrían que pedir permiso ni perdón). “En algunos sectores es prácticamente imposible pedir permiso”, continuó para, justificar que “ante una regulación restrictiva” plataformas como UBER tienen que entrar sin tener en cuenta la legislación.
El único representante que defendió la posición del taxi fue Salvador Milá, que basó su exposición en la razón “social del taxi” y en torno a la movilidad sostenible y el transporte urbano más eficiente.
RESPUESTA DEL SECTOR
Con posterioridad a las intervenciones, fue el turno de palabra para los asistentes. Los representantes de ANTAXI señalaron que “echaban en falta a representantes del taxi en la mesa” y arguyeron que el principal problema que es que “se pone a un mismo nivel a un taxi que a una VTC”. Jesús Fernández afirmó que “en el ámbito de la competencia los taxis compiten entre ellos y en España hay 67.000 licencias y cientos de radioemisoras, mientras que las VTC pertenecen a cuatro grupos empresariales que trabajan únicamente para dos aplicaciones. Ponernos en el mismo plano es, cuanto menos, preocupante”.
Además, respondió al representante de UBER: “Se ha hablado de incumplir las normas y no pedir perdón. Eso es fácil cuando eres una multinacional con 60.000 millones de dólares. Yo soy Jesús Fernández y me cuido mucho de cumplir la normativa”.
Javier Vallilengua, por su parte, lanzó varias preguntas a los presentes: “¿Me pueden decir en qué beneficia al usuario unas tarifas dinámicas cuando hay, por ejemplo, un evento? ¿En qué defiende la CNMC al autónomo o al trabajador del taxi cuando consigan quitarnos de en medio? ¿En qué defiende la Competencia al trabajador de estas VTCs cuando está obligado a trabajar de martes a domingo, 12 horas, y a partir de la decimosegunda se les paga a 3 euros la hora? ¿En qué defiende la Competencia a la Hacienda pública cuando le devuelven a Cabify un millón de euros?”.
Recogiendo el testigo de su compañero, Santiago Simón acusó a la CNMC de servir de “ariete a las VTC para entrar en todas las instituciones, en contenciosos y regulaciones” y criticó las aplicaciones de UBER y Cabify: “Cuando te las descargas, liberan de toda responsabilidad a las compañías en caso de cualquier accidente o incidente. Esto no es defender a los usuarios”.
Por último y, ante el “consejo” de José Luis de Alcaraz de aprovechar la situación para que el “taxi se modernice”, César Méndez reprochó al legislador de “repetir como un mantra esta mentira” y puso de ejemplo al taxi de Pamplona: “Desde 2005 hay un sistema de geolocalización de flotas; funcionamos además de con la concertación telefónica con la aplicación PideTaxi que se encuentra en más de 70 ciudades; un tercio de la flota es ECO; estamos por encima de la legislación en cuanto a taxis para personas con movilidad reducida; hay vehículos cardioprotegidos; se puede pagar tanto con tarjeta como en efectivo y tenemos una comunicación vía web, Facebook y Twitter”. “¿Me puede decir qué es para usted la modernidad?”, concluyó

Publicado por ANTAXI.