Descargar PDF

Ayuntamientos y trabajadores se apoyan en una investigación de la Universidad de Las Palmas para demostrar que la recogida concertada de viajeros les perjudica

Los Ayuntamientos de Telde e Ingenio, gobernados por el Partido Popular, junto con sus respectivas cooperativas de taxis presentarán un recurso contencioso contra el Cabildo en el Tribunal Superior de Justicia en el mes de enero, a fin de que el Gobierno Insular revoque su decisión de permitir la entrada de taxistas de la capital en el aeropuerto para recoger pasajeros. Los demandantes incluirán en su denuncia un estudio, que certifica que los usuarios perciben con mayor calidad los servicios de las flotas de los municipios del Este y Sureste de la Isla frente a la capital.

“No estamos dispuestos a quedarnos con los brazos cruzados, mientras el Cabildo beneficia a unos pocos taxistas de Las Palmas de Gran Canaria y perjudica a la totalidad del sector en Telde y en Ingenio”, aseguró Juan José Gil, alcalde de Ingenio, en una sala abarrotada de profesionales que rechazan la recogida concertada de visitantes en Gando. A su lado, el concejal de Transporte de Telde, Francisco Medina, manifestó a los asistentes su intensión de luchar en los tribunales por los derechos de un sector, “que ha prestado históricamente un servicio excepcional a los turistas en el aeropuerto”.

A fin de que su denuncia en los tribunales cobre carácter científico, los taxistas de Telde e Ingenio han invertido más de 10.000 euros en un estudio elaborado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que mide el grado de satisfacción de 607 usuarios de taxis en los tres municipios que operan en Gando.

El estudio se apoya en las respuestas de 30 variables, que certifican una mayor calidad en los servicios ofrecidos por los colectivos de Telde e Ingenio frente al capitalino. Es más, concluye con que la presencia de estos nuevos operadores disminuye de forma notable la calidad global de los taxistas en el aeropuerto, favoreciendo así una caída en la demanda de los servicios a medio plazo. El informe acaba con un escenario de pérdida de ingresos individuales para los afectados, pero recalca que este déficit supone una gran merma económica para las cooperativas del Este y Sureste de la Isla y solo una leve desviación en el sector de Las Palmas de Gran Canaria.

“Y si esta concentración de operarios provoca una disminución de la calidad en los servicios, ¿habrá que trabajar otros 20 años para alcanzar el mismo nivel de satisfacción en los clientes?”, se preguntaba Juan Artiles, presidente de la Federación Regional del Taxi de Canarias, mientras lamentaba que “unos pocos echarán por tierra el arduo trabajo de muchos”. Los taxistas afectados no descartan movilizaciones a partir de febrero.

Visita el artículo original.