La empresa estadounidense Uber ha anunciado que recurrirá las medidas cautelares que prohíben su actividad en España. En una carta remitida al periódico El Mundo, su director general en Europa Occidental, Pierre-Dimitri Gore-Coty, cree que esta medida judicial “infringe derechos europeos fundamentales, incluyendo la libertad de establecimiento y la libre prestación de servicios”.

 

Además de recurrir la cautelarísima,  la empresa evaluará nuevos servicios que les permita poner Uber en marcha de nuevo y colaborará con los políticos españoles “para desarrollar un nuevo marco regulatorio”.  Según explica Gore-Coty, España necesita “un marco justo y proporcional que permita a los españoles acceder a servicios nacidos de la economía entre iguales como es uberPOP”.

 

La empresa defiende su modelo de negociobasándose en los principios de la economía colaborativa  ofreciendo “una solución innovadora, asequible y segura que anima a la gente a dejar de usar sus propios vehículos y a compartir los de otros ciudadanos

Publicado por la Gaceta del taxi.