La empresa califica las medidas cautelares como ‘inconsistentes’ e ‘inusuales’

“Uber Pop es un servicio de coche compartido y consiste en compartir los costes de propiedad del vehículo y ayudar a la gente a dejar sus coches particulares y por lo tanto continuaremos dando servicio”. La multinacional estadounidense cuyos servicios han sidoprohibidos por el juzgado de lo mercantil Nº2 de Madrid para actuar en todo el territorio nacional o, como mínimo, en Madrid, ignora así el auto del juez.

La empresa califica las medidas cautelares como “inconsistentes con un amplio reconocimiento político en España y la Unión Europea acerca de los beneficios de los servicios de la economía colaborativa en un momento de alto desempleo”.

El juez Andrés Sánchez Magro estimó en un auto fechado ayer las medidas cautelares demandadas por la Asociación del Taxi de Madrid, ordenando a la empresa que cese sus actividades por competir de forma desleal con los taxistas. Además, da instrucciones a operadoras, medios de pago y Comisión Nacional de las telecomunicaciones para que bloqueen la aplicación y la página web de la empresa con sede en el paraíso fiscal de Delaware (EEUU).

“Los reguladores de la Competencia de todos los estados miembros de la UE han solicitado una desregulación completa de la industria del taxi, que representa una barrera para los consumidores”, señala la empresa en un comunicado en el que, por otra parte, asegura que continuará cumpliendo con la ley española

Publicado por el Mundo.