Desde hace algunos meses, Uber está prohibido en España y la compañía no ha tenido más remedio que suspender su servicio. Sin embargo, esto no significa que la aplicación lo haya dado todo por perdido en nuestro país. Según publica hoy El País, Uber ha elevado una queja formal ante la Comisión Europea en la que se refieren a España como “uno de los países más conservadores”, ya que “representa un extremo en la regulación” y es “el único donde realmente se ha prohibido el servicio”.

Si bien todavía no hemos podido tener acceso a dicho documento, desde El País explican que se recogen cinco supuestas infracciones de las normas europeas por parte de España: las directivas de comercio electrónico, la neutralidad de la red (me imagino que a raíz de los bloqueos) y la libertad de prestación de servicios. Uber todavía va más allá y adjunta la carta de derechos fundamentales de la Unión Europea asegurando que no se están cumpliendo.

Según Uber, en documentos a los que ha tenido acceso El País, España protege el monopolio tradicional del taxi

En el documento, Uber se compararía además a las páginas de venta de vuelos por Internet y pide un tratamiento similar a éstas. No sorprende para nada este discurso, ya que en más de una ocasión Uber se ha definido como un simple intermediarioque pone en contacto a conductores y pasajeros. El problema, como hemos visto, llega cuando los conductores no tienen licencia para este tipo de actividad y de ahí a que en algunos sitios como Alemania se estén planteando adquirir licencias y seguir el modelo UberX.

A la espera de la resolución de la Comisión Europea

¿Y ahora qué? La Comisión Europea nunca ha querido saber nada de estos problemas de los nuevos servicios digitales con la regulación de cada país y siempre ha dejado en manos de los propios países su resolución, pero ahora tendrán que entrar a valorar las quejas de Uber sobre España y también sobre Francia y Alemania, países sobre los que la app también se ha quejado formalmente en los últimos meses, ya que hacen referencia a las leyes comunitarias. De hecho, y como repasamos en su día,son muchos los territorios donde Uber está teniendo problemas.

Volviendo a la queja formal de Uber, y de confirmarse que España ha incumplido la normativa europea, Bruselas podría pedir a España querecapacite o de lo contrario el asunto podría acabar en las manos del Tribunal Europeo de Justicia.

Vía | El País
En Xataka .Publicado.