La asociación de autónomos del taxi de Mallorca, Taxis PIMEM, ha presentado ante AENA un informe realizado por un investigador privado que detectó 30 vehículos que captaban clientes ofreciendo un servicio de taxi sin serlo.  

 

La organización, que presentará una demanda contra las empresas que realizan estas prácticas,  ofreció abundante documentación e incluso un DVD en el que queda reflejada “alguna irregularidad”, como es la venta por plaza de las furgonetas.

 

Aunque desde la asociación explican que “captación de clientes es legal por parte de las mismas y no se produce ninguna otra infracción normativa de transportes, exceptuando esa venta por plazas”,entienden que cabría “una competencia desleal” por usar la palabra taxi. 

Publicado por la Gaceta del Taxi.