Seis mil euros de multa a conductores de uber en Madrid

La Comunidad de Madrid ha impuesto cuatro sanciones de seis mil euros a varios conductores relacionados con la apliacación Uber. Tambien la empresa, que ya acumula una docena de expedientes del gobierno la autónomo, ha sido sancionada con otros 6000 euros.

 

La Consejería de Transportes con el apoyo de la Guardia Civil y la policia Municipal es la encargada de poner en marcha el procedimiento administrativo. Estaciones  de tren y  aeropuerto son los principales puntos calientes, pero los inspectores de la CAM también han retenido a otro vehículo fuera de estas zonas de viaje. 

 

Los inspectores del Gobierno regional han realizado nueve acciones contra estos automovilistas, aunque sólo ocho han iniciado el trámite de expediente. La última se pondrá en marcha en las próximas horas. De los ocho expedientes, cuatro ya han producido sanciones y las otros cuatro las tendrán en pocos días. Los multados tienen un plazo de un mes para presentar alegaciones en un recurso de alzada. Se espera que las sanciones sean firmes a mediados de diciembre, según explicaron los técnicos de la Consejería. 

 

Además la Consejería de Transportes ha abierto a esta empresa americana otros 12 expedientes, ya que cada vez que se caza a un conductor también se abre otro expediente a la empresa gestora de la aplicación. Uno de estos expedientes ya tiene también sanción de 6.000 euros, que puede ser recurrida por la empresa en los próximos días. El resto se convertirán en multas conforme se cumplan los plazos administrativos.

 

La Comunidad de Madrid también ha requerido a la compañia toda la documentación para conocer si cumplía la normativa, pero no la envió. Las sanciones a las que se enfrentan sus coches varían desde los 4.000 a los 6.000 euros. Los casos reincidentes podrán llevar aparejados 18.000 euros. Los responsables de Transportes de la Comunidad de Madrid se comprometieron en su día a reunirse permanentemente con las asociaciones del sector para evitar la implantación de esta aplicación en Madrid. 

 

Camuflar los vehjculos lo más posible para que no capten la atención es una de las últimas estrategias de esta app alegal. Sin embarbgo los agentes sospechan de los vehículos con chófer, limpios, de colores discretos y con las lunas tintadas como el de algunos coches de altos cargos de empresas multinacionales.