SAN FERNANDO – El incremento de taxis ‘pirata’ activa una campaña de concienciación

PORMIGUEL TOMÁS

La Unión de Consumidores de Cádiz se reunió ayer con el Ayuntamiento isleño para resolver el acuciante problema

Una nueva campaña busca la concienciación ciudadana contra el intrusismo ilegal en el sector del taxi que está proliferando como perjuicio al transporte público en la localidad. El presidente de la Unión de Consumidores de Cádiz, Miguel Ángel Ruiz, acudió ayer a la sede del Gobierno municipal para presentar junto al delegado de Presidencia, Daniel Nieto, esta iniciativa.

El responsable de la entidad de consumo señaló que, aunque la crisis está siendo difícil para todos, “no son adecuadas las formas que tienen algunos particulares de usurpar el servicio de los taxistas”. Al respecto agregó que tales prácticas no sólo perjudican a este sector económico sino también a los propios consumidores, que no sólo viajan en vehículos que no están adecuadamente asegurados sino que, además, no pueden realizar ningún tipo de reclamación y, por si esto fuera poco, ni siquiera suelen pagar menos que por los taxis de servicio regularizado. “El ciudadano puede perder su derecho a ser indemnizado en caso de accidente”, advirtió Ruiz en contra de estos vehículos pirata que no cumplen la normativa aprobada por la Asociación de Consumidores de Andalucía. El usuario, por su parte, incurre en un delito administrativo cuyas consecuencias, en muchos casos, ni siquiera llega a ponderar.

Éstas son las razones por las que consumidores, empresarios, colectivos de comerciantes y entidades portuarias han decidido unirse y competir contra tal problemática. Así, diferentes entidades y asociaciones organizarán mesas redondas donde primará la información y el análisis de todas las alternativas posibles para alcanzar una solución. Es, en palabras de Ruiz, “una iniciativa de concienciación que intentará evitar a toda costa futuras sanciones pero que nace con el vocación de reconocer la labor del taxista”.

Éstos, por su parte, confiesan que el gremio está muy afectado por la situación que desde hace ya dos años llevan denunciando al Ayuntamiento dado su incremento paulatino. “Ninguno de nosotros tenemos potestad para pedir la documentación a los conductores y por esa razón solicitamos el amparo de las autoridades”, indica Manuel Oliva, secretario del Asociación de Taxistas de la ciudad. El mismo que insiste en la necesidad de colocar coches patrulla en las zonas claves de La Isla, declara que uno de los lugares que más está sufriendo el piraterío es la estación de Bahía Sur. Desde taxistas de otros lugares hasta particulares con apartamentos en alquiler, pasando por los monovolúmenes que se encargan de transportar turistas hasta algunos hoteles, de acuerdo a un servicio ofertado por ellos mismos: unos y otros han provocado que frente a los tres centenares de pasajeros que se bajan de un tren de larga distancia, sólo arranque un taxi desde la propia estación. “Estos transportes carecen de licencia para hacer lo que hacen y los hoteles tienen la potestad de trasladar pasajeros desde, pero no hasta allí”, añade Oliva.

Lo más duro es que estos vehículos ni siquiera necesitan camuflarse ya que algunos lucen en el parabrisas el cartel con el nombre de la empresa anunciada en Internet para que la clientela pueda identificarlos. “Como esto siga así, acabaremos de aquí a un año con los brazos cruzados”, indican al denunciar el duro golpe de la piratería a este oficio, que, pese a venir sufriéndolo de manera continuada, se magnifica preocupantemente durante los períodos vacacionales como el verano, la Navidad o la Semana Santa

Publicado por Infotaxi.