Descargar PDF

El delincuente asaltó con un cuchillo al taxista en Carcaixent y fue detenidoen el ‘by-pass’ tras ser interceptado por la Guardia Civil de Tráfico

valencia. Un joven de 22 años robó un taxi en el término de Carcaixent, huyó hacia Montserrat y se estrelló con el vehículo en la A-7 tras irrumpir en sentido contrario en la autovía cuando era perseguido por la Guardia Civil de Tráfico. El delincuente, que resultó herido leve, fue localizado y detenido en pocos minutos debido al rápido seguimiento de su itinerario a través del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) del coche.

Los hechos se iniciaron sobre las 15.45 horas del sábado en la Barraca de Aguas Vivas, una pedanía de Carcaixent. El joven de etnia gitana amenazó con un cuchillo al taxista por la espalda y lo amordazó para que no pudiera avisar de inmediato a la policía. Luego, el individuo huyó con el coche en dirección a la autovía A-7, pero la central de la asociación de taxistas a la que pertenece la víctima alertó del robo a la Guardia Civil.

Segundos después, la sala del Centro Operativo de Servicios (COS) de la Guardia Civil de Valencia montó con urgencia un operativo en el que participaron varias patrullas de la Agrupación de Tráfico y de cuarteles cercanos al ‘by-pass’. Los agentes fueron informados a través de sus emisoras del itinerario del vehículo robado, ya que un operador de la central de taxistas facilitaba a la Guardia Civil la ruta que indicaba el GPS.

El delincuente circulaba en dirección a Montserrat por la carretera CV-405, pero realizó un cambio de sentido a la altura del cruce de Venta Cabrera y regresó a la A-7, donde irrumpió en sentido contrario. Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico cruzó el vehículo policial en la autovía para interceptar el taxi, cuyo conductor dio un volantazo y se estrelló contra un muro de hormigón.

La rápida actuación de los agentes de la Agrupación de Tráfico evitó que el taxi pudiera colisionar con los vehículos que circulaban correctamente por el ‘by-pass’ en sentido Alicante. Los guardias civiles detuvieron al delincuente, que resultó herido leve como consecuencia del choque. Tras ser asistido por el personal sanitario de una ambulancia, el joven acabó con sus huesos en un calabozo. La Guardia Civil imputa al detenido un delito de robo con intimidación y otro contra la seguridad vial.

Un equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico realizó una minuciosa inspección en el lugar de la colisión. El joven circuló unos 300 metros en sentido contrario por la A-7 a su paso por el término de Torrent. El taxi sufrió importantes daños en la parte delantera, por lo que tuvo que ser retirado con una grúa.

El pasado 3 de noviembre, seis taxistas persiguieron desde Benidorm a Llaurí, cerca de 90 kilómetros, a un joven que robó otro taxi tras empujar al conductor. El individuo también fue interceptado por la Guardia Civil de Tráfico en la AP-7.

Visita el artículo original.