El sector del taxi de Málaga ha decidido autorregularse y no prestar servicio una vez se cumplan 15 horas de trabajo. Será de lunes a viernes y se mantendrá la libertad plena para los fines de semana. Con esta medida los profesionales pretenden rentabilizar las jornadas de trabajo,repartiendo de manera “más equilibrada” la recaudación. 

 

La decisión fue tomada por el propio sector en una ajustada votación. De los 834 titulares de licencias que votaron (hay 1.434 vigentes en Málaga), 389 votos respaldaron la regulación horaria frente a los 371 que se decantaron por mantener el sistema actual. Además, 62 votaron a favor de trabajar de lunes a viernes y descansar un fin de semana sí y otro no; y los 12 restantes abogaron por quitar un día de descanso.

 

 

La peor parte se la llevan los asalariados, tal y como denunciaba su representante, que ya han protestado por una medida que consideran lo único que pretende “es seguir quitando a asalariados”.  

Publicado por la Gaceta del taxi.