POR MIGUEL TOMÁS

La relación que Radio Taxi y Aspaym han mantenido a lo largo de los últimos doce años toca hoy a su fin. La empresa de transporte ha decidido rescindir el convenio laboral por el que cinco trabajadoras de la Asociación de Parapléjicos y Grandes Discapacitados de Ávila atendían su servicio telefónico al no haber llegado a un acuerdo económico y así lo confirman ambas partes a Diario de Ávila.

Desde Radio Taxi es su presidente, Miguel Sánchez, el que ratifica la ruptura de relaciones dada la petición económica de Aspaym, «algo que no podemos asumir», asegura.

El coste del mantenimiento de los cinco puestos de trabajo era de 75.000 euros, de los cuales el Ayuntamiento de la capital subvencionaba 25.000 euros. Los 50.000 restantes y el IVA preceptivo correspondían a Radio Taxi, pero desde el año 2007 y como confirman fuentes autorizadas de Aspaym, la asociación aceptó entoces, a petición de los taxistas, hacerse cargo de ese IVA «con el fin de poder seguir manteniendo los empleos».

«Pero ahora que nos han retirado todas las subvenciones no podemos asumirlo», lamentan desde Aspaym, y es ése aumento en el coste lo que desde Radio Taxi se considera excesivo.

Así pues, a partir de mañana serán los propios taxistas, «en un retroceso de más de diez años», asegura su presidente, los que atiendan el servicio telefónico.

«Las chicas no están despedidas, no se van al paro», se recalca desde Aspaym, que ahora, eso sí, deberá buscar un nuevo empleo para las hasta ahora telefonistas.

Consistorio. Y en medio de ambas partes ha estado los últimos meses el Ayuntamiento, ejerciendo como intermediario «con el fin de hacer todo lo posible por mantener los puestos de trabajo».

Son palabras éstas de Noelia Cuenca, concejal responsable de las áreas de Transporte Público y Discapacidad, que confirma que la razón de ser de la subvención municipal era la creación de empleo de personas discapacitadas, por lo que a partir de confirmarse la revocación del convenio, ésta será revocada.

En cualquier caso, todavía confía en poder encontrar una solución menos drástica. «Nosotros hemos intentado plantear alternativas, porque el valor añadido de las personas no lo da una máquina», se despide Cuenca.

Publicado por Infotaxi.