Descargar PDF

MyTaxi, la startup alemana que ofrece un servicio para solicitar taxis y realizar el pago desde el smartphone, cambiará en febrero su modelo de comisiones aplicadas a los taxistas. Los taxistas que usen el servicio pasarán de pagar una cantidad fija a entrar en una “puja” para ver quién está dispuesto a pagar mayor comisión para obtener el servicio. El porcentaje de comisión entrará a formar parte de las variables del algoritmo de asignación de clientes.

POR JJ VELASCO
8 DE ENERO DE 2014, 20:32
TEMAS: STARTUPS
MÁS DE: MYTAXI, TAXI, TRANSPORTE
MyTaxi es una startup de Alemania que se propuso “revolucionar” el sector del taxi y, la verdad, es que lo están consiguiendo. Su plataforma tiende un puente entre usuarios y taxista ya que nos permite pedir un taxi desde una aplicación móvil y, si tenemos vinculada una tarjeta de crédito a la aplicación, pagar el coste de la carrera desde la app (ideal para no tener que llevar mucho dinero encima). Para los usuarios, la aplicación de MyTaxi es gratuita y, hasta ahora, los taxistas pagaban una comisión fija por cada transacción realizada desde la plataforma.

MyTaxi cambiará en febrero su modelo de comisión, pasarán de fijas a variables introduciendo una curiosa subasta.

Sin embargo, MyTaxi parece dispuesta a cambiar las reglas del juego con un curioso cambio en su algoritmo (y en las condiciones del servicio) que, seguramente, dará que hablar entre los profesionales del sector que usaban el servicio para captar clientes.

Si necesitamos un taxi en Madrid o en Barcelona (que son las 2 ciudades españolas en las que opera este servicio), podemos pedirlos a través de la app del servicio y, una vez asignado el taxi, podremos ver dónde está, cuánto le falta para llegar e, incluso, algunos datos sobre el taxista que nos va a recoger (incluyendo las valoraciones de otros usuarios). Obviamente, la distancia es un factor importante a la hora de asignar un taxi a un usuario (cuanto más cerca esté el vehículo, menor es el tiempo de espera) pero, a la hora de asignar vehículo, también influían las valoraciones que tenía el taxista (ponderando así la calidad del servicio).

Las comisiones también van a formar parte del algoritmo de asignación a partir del mes de febrero; de hecho, este es el gran cambio del modelo de negocio de MyTaxi porque pasamos de una comisión fija (90 céntimos de euro aproximadamente) a una “puja” en la que los taxistas tendrán que indicar qué porcentaje del coste del trayecto están dispuestos a compartir con MyTaxi por haberles asignado el servicio.

La asignación de taxis a los clientes introduce una nueva variable: la comisión que los taxistas estén dispuestos a pagar.

Entre un 3% y un 30% oscilará la comisión que los taxistas pagarán a MyTaxi por ayudarles a “optimizar sus rutas” y conseguir clientes; la startup estima que, por término medio, obtendrán un 10% de comisión de los servicios que se hayan concertado a través de la aplicación y, además, a pesar de los cambios, se han incorporado 45.000 nuevos taxistas al servicio (que opera ya en 6 países).

¿El taxista que más dinero pague a MyTaxi es el ganará clientes? Si bien la comisión es un nuevo factor a tener en cuenta en el algoritmo de asignación de tareas, realmente no es lo único que MyTaxi considera. Obviamente, el cambio busca mejorar los ingresos de la compañía y aumentar los ingresos pero también es un buen discriminador, por ejemplo, para localizar taxistas especialmente interesados en un servicio concreto.

Cuando un usuario solicite un taxi, el sistema tomará en consideración la ubicación de los taxistas afiliados al servicio (minimizar la distancia al cliente), las valoraciones que estos acumulan (y que miden “la calidad” de su servicio) y, a partir del mes de febrero, la comisión que están dispuestos a pagar a MyTaxi. El peso de ponderación de cada uno de estos factores es, evidentemente, la clave del algoritmo de MyTaxi y, por lo que parece, la compañía inicialmente dará más peso a la distancia y las valoraciones que a la comisión pero es de esperar que, conforme pase el tiempo, los pesos de ponderación se ajusten para llegar a una situación de equilibrio que maximice ingresos y ofrezca la mejor calidad de servicio al cliente.

Distancia, valoraciones previas del taxista y la comisión que esté dispuesto a pagar son las variables que participan en la asignación de un taxi.

Aunque el cambio pueda parecer abismal, realmente los taxistas que usen MyTaxi no van a ver un “cambio abismal”. Si la comisión fija rondaba los 0,90 €, en un servicio de 10 € de coste total y una comisión del 10% (que es lo que espera MyTaxi), el resultado de la comisión es 1€ que es aproximadamente igual a la tasa fija que había.

Un taxista que, por ejemplo, requiera hacer más servicios para cuadrar su jornada, seguramente, esté dispuesto a pagar un poco más que otro que sí haya tenido un buen día; precisamente, esta necesidad de realizar servicios es la que explota este cambio en el modelo

NOTA – Las aplicaciones My Taxi y Haillo o el hundimiento del taxi.
Ambas aplicaciones se saltan el régimen tarifario.
Aplican descuentos cuando la normativa lo prohíbe.
Y sangran al taxista con sus precios y comisiones.
El sector del taxi ha de abrir los ojos.

Visita el artículo original.